Slider

Rodolfo Jordán Villalobos, dirigente de la Confederación Nacional Campesina (CNC) en Sonora, afirmó que la problemática con las heladas aún han sido mínimos, pero de seguir las bajas temperaturas podrían ser mayores.

Están a la espera que los efectos de las nevadas y el clima frío cese un poco y las temperaturas se eleven, pues podrían causar fuertes pérdidas, sobre todo en los cultivos de maíz, que se encuentran en pleno desarrollo.

En cuanto a la quema de llantas que hacen en ocasiones algunos agricultores para mantener el calor en las plantaciones y evitar que los frutos se congelen dijo que que no es lo óptimo y es poco efectivo.

El cultivo que sí se ve beneficiado con las bajas temperaturas es el trigo, detalló el líder agricultor, pues el número de horas frío les hace bien para su desarrollo vegetativo y aumenta su calidad.

Expuso que en caso de una helada intensa también resultaría afectada la ganadería, pues el poco pasto que hay en las planicies se quema con el frío y escasea para los animales, lo cual sería catastrófico, si se recuerda que aún están los efectos de la sequía en Sonora.

Comentarios