Una raya más.

539
0
720x90
Capturadepantalla2024-05-17alas014537
PREPASON2024BANNERS_714x90
Capturadepantalla2024-04-26alas192343
PrevencionEmbarazo
Lactanciapornostros4
Capturadepantalla2023-02-13alas213814
Capturadepantalla2023-02-13alas214531
Capturadepantalla2022-09-12alas043937
Capturadepantalla2023-02-13alas215907
Capturadepantalla2023-02-13alas220711
previous arrow
next arrow

Una vez más se acerca la temporada vacacional por Semana Santa; los ciudadanos estarán listos para abarrotar las principales playas de Sonora para disfrutar de la belleza natural con la que contamos y todo será paz y tranquilidad…o ¿no?

Cada año, la pregunta que se hacen las autoridades es la misma: ¿Habrá saldo blanco esta vez? Siempre se es optimista dada las condiciones y lo complejo que es la temporada vacacional. Debemos tomar en cuenta que es en esta temporada cuando surgen la mayor cantidad de accidentes tanto de accidentes viales como los accidentes en el hogar. La primera de ellas en su mayoría relacionadas al consumo inmoderado de alcohol, y siendo sonorense, si, estimado lector, yo también me hago esa pregunta que usted pensó: ¿Quién en su sano juicio va a la playa a tomar refresco? Quizá los de otro estado pero los sonorenses, no. Hasta aquí lo entiendo pero obviamente deberá ser bajo la responsabilidad de cada quien y sobre todo no mezclarla con el volante. Los accidentes en el hogar surgen por mayor medida precisamente porque los pequeños se encuentran en casa y la curiosidad más la inquietud de ellos sin la supervisión adecuada, muchas veces termina en tragedia. Quemaduras, ingesta de algún veneno, heridas, fracturas, etc. Muchos son los accidentes relacionados a esta temporada vacacional, aun estando en casa. Hemos visto que el clima actualmente no ayuda a los vacacionistas ya que las playas se encuentran muy frías, además del viento típico de la temporada. Con este clima pocos se atreven a meterse al mar, quizá solo a sentir como la espuma del mar se siente en los pies que es una sensación muy placentera y los que vivimos cerca de la playa lo disfrutamos bastante. Llamó la atención hace unos meses el ataque de tiburones a buzos en el sur del estado y recientemente en las playas más hacia el norte. Un impresionante tiburón blanco haciendo de las suyas como si se tratara de la película que marcó a una generación entera por aterrorizar a los bañistas. Definitivamente más de uno va pensar meterse dadas las alertas que siguen todavía vigentes por los ataques de tiburón. ¿Qué sucede cuando es un animal más pequeño? No, no me refiero a las aguamalas ni las medusas que ocasionan quemaduras en la piel y un dolor bastante molesto que no ocasiona mayor problema. Me refiero a las mantas o rayas que habitan de forma natural, las playas de la localidad. Sabemos que con el frio del agua, ellas salen un poco a la orilla a tomar sol. El problema es cuando los bañistas (invasores en un hábitat natural) llegan a molestarlas y se defienden con su aguijón. La herida no causa mayor problema salvo el malestar y dolor en sitio de la herida que se resuelve con antibióticos y lavados. A la autoridad se le ocurrió mutilar a las rayas para “tranquilidad” de los vacacionistas. Si, estimado lector, tal y como lo lee. Digo, no sacaron al tiburón para arrancarle los colmillos y ya “chimuelo” arrojarlo al mar, ¿cierto? Cabe mencionar que también es una especie protegida y se encuentra en pareja en la NOM 029 PESC 2006. Quizá las autoridades locales desconocen la normativa y por eso actuaron de esta manera, pero es difícil pensar en una actuación sin dolor, en esta “era de la información”, en donde el que no está enterado o no sabe de alguna información, es porque no quiere. Lo cierto es que esta conducta por parte de las autoridades causó revuelo entre los internautas sobre todo los ambientalistas que están en contra de la mutilación de las rayas. Los accidentes sin duda pasan no solo en el hogar sino también en otras esferas, ¿son prevenibles? Absolutamente, siempre y cuando se esté bien informado y no se mezcle con algún otro arrebato de ideas. 

Ahora solo falta estar convencido, primero de querer meterse al agua, pensar en molestar alguna raya “mutilada” o los más audaces que se meten mar adentro, ¿podrán encontrarse con el tiburón? Hay otro factor que no hemos tomado en cuenta y que COESPRISON no ha informado, ¿son las playas de Sonora aptas para bañar? ¿Cuentan con el mínimo de enterococos permitidos para decir que la playa es segura? ¿Cuántos son? Esperemos que no tengamos que preocuparnos también por “mutilar” la información, digo, por seguridad de los vacacionistas.

Dr. César Álvarez Pacheco

cesar_ap@hotmail.com

@cesar_alvarezp

Huatabampo, Sonora

Comentarios