Slider
Bernardo Elenes Habas

“Quédate en Casa”, ¿tercera llamada?.- Sólo el 45 por ciento de los sonorenses se resguarda en sus hogares ante un virus letal.- Hay quienes procuran sacar raja política de la tragedia, y exacerban los ánimos de aquellos que si no trabajan, no comen.- 101 años del asesinato de Zapata; 5 meses del atentado en Bellas Artes

Bernardo Elenes Habas

El operativo “Quédate en Casa”, para salvaguardar a las familias de la pandemia Covid-19, alcanzará nivel obligatorio en Sonora, a partir del lunes 13 y hasta el 30 de abril.

SPM quedate en casa

La determinación fue tomada por el Consejo Estatal de Salud, las secretarías de la Defensa Nacional y de Marina y 12 alcaldes de municipios donde se concentra el 90 por ciento de la población, durante videoconferencia celebrada ayer.

Se trata de una medida urgente, buscando mitigar la propagación masiva de la pandemia, considerando lo preocupante de los riesgos de mortalidad que representa; porque, hasta ahora, los indicadores señalan que se está rebasando con mucho, la media nacional y mundial.

En esa importante labor colegiada, participó el alcalde de Cajeme, Sergio Pablo Mariscal Alvarado, asimismo el Jefe de la Jurisdicción Sanitaria No. IV, doctor Antonio Alvídrez Labrado, quienes se sumaron a la importante decisión.

Desgraciadamente se tiene que llegar a estos extremos, porque no existe una arraigada cultura familiar de autoprotección, solidaridad y respeto hacia la salud, vida propia y de los demás.

Hay quienes, a través de redes sociales, contaminan tan necesarios programas de sobrevivencia, con fanatismos políticos, inyectando perversamente corrientes de incredulidad hacia la presencia y letalidad del virus: también, exacerbando los ánimos de los que no están protegidos con el pago de sus salarios por las empresas no esenciales, o desde su calidad de trabajadores eventuales (comerciantes informales, autoempleados), explotando en ellos la interrogante y la desesperación de cómo alimentarán a sus familias, quién responderá a sus necesidades urgentes.

Pero, esos mismos detractores, sembradores de psicosis sociales, no hacen referencia a que existen y están en marcha programas de asistencia por parte del

Guardia zapata el univeral

DIF, Gobierno Municipal, Gobierno del Estado, Iglesias, y muchas agrupaciones sociales humanitarias que, en forma organizada, no dejarán solas, jamás, a esas familias vulnerables.

Están, también, en ese tejido contradictorio, carente de sentido común y de la más elemental responsabilidad colectiva, aquellos sin mirar más allá de sus egoísmos e ignorancia, tratan de llegar, exponiendo a sus familias, a paseos naturales, playas, serranía, y que están siendo interceptados por retenes oficiales, conminándolos a regresar a sus hogares, no sin que brote la ira, las maldiciones contra quienes sólo buscan ponerlos a salvo.

Sin pecar de catastrofista, debo decir que quizás sea una de las últimas cartas que se juegan en Sonora y sus municipios, como Cajeme, para conformar núcleos fortalecidos de vacunación natural, aislándose, manteniéndose en familia y evitando así, contactos y contagios y con ello posibles pérdidas de vidas.

El alcalde Mariscal Alvarado, hizo una reflexión respecto al citado operativo que se convierte en obligatorio, señalando que se busca reducir la movilidad de vehículos y personas en las calles, debido a que en el transcurrir de la contingencia sanitaria, solamente el 45 por ciento de los sonorenses están actuando con responsabilidad resguardándose en sus hogares, mientras que el resto no obedecen las recomendaciones.

Zapata en Bellas Artes

“Es muy importante que la ciudadanía se quede en casa y que acate los acuerdos establecidos por el Consejo Estatal de Salud y la Mesa de Seguridad Regional; la única vacuna para combatir el Coronavirus es quedarnos en casa, y para eso el 85 por ciento de los sonorenses deben cumplir con el #QuédateEnCasa, es por eso que acordamos implementar estas medidas drásticas”, dijo el Munícipe.

La lista de situaciones justificadas por parte del Consejo de Salud, para que los ciudadanos estén, eventualmente, fuera de casa, son las siguientes:

1. Adquisición de alimentos, productos farmacéuticos y de primera necesidad.

2. Asistencia a centros sanitarios, hospitales o centros de salud o un establecimiento con actividad esencial.

3. Desplazamiento al lugar de trabajo para efectuar su prestación laboral, únicamente si es actividad esencial.

4. Retorno al lugar de residencia habitual

5. Asistencia y cuidado a mayores, menores dependientes, personas con discapacidad o especialmente vulnerables

6. Desplazamiento a entidades financieras (bancos)

Y en ese mismo contexto, para garantizar que las personas únicamente salgan de sus viviendas durante la contingencia por motivo de actividades esenciales, se aprobó también sancionar la utilización de vehículos particulares cuando vayan más de una persona a bordo y en movilidad peatonal, no se permitirá desplazarse en grupos…

A Emiliano Zapata, el más auténtico personaje que participó en el movimiento armado de México en 1910, defendiendo el ideal campesino y sustentándolo en tres causas: tierra, justicia, libertad, intentaron denigrarlo, mancillarlo, asesinarlo muchas veces, sin que sus enemigos, enquistados tradicionalmente en los gobiernos en turno, lograran su objetivo.

Porque la brutal traición de que fue objeto, cuando lo acribillaron el 10 de abril de 1919, en Chinameca, Morelos, no logró el propósito de apagar la lumbre encendida de su ideal. Por el contrario, lo convirtió en leyenda, la que aún cabalga por sierras y praderas.

Como tampoco pudo destruirlo la nueva y artera emboscada desde el Palacio de Bellas Artes, el 23 de noviembre de 2019, perpetrada por la Cuarta Transformación, al pretender minimizar sus convicciones y su figura, en la exposición “Emiliano Zapata, antes de Zapata”.

Ahí fue representado en una pintura, feminizado, desnudo, portando un sombrero charro color rosa y zapatillas estilizadas, sobre un caballo blanco con el falo erecto. El supuesto pintor no alcanzó la notoriedad anhelada. Se hundió, en el anonimato; y la 4T, carga sobre sobre el espíritu supuestamente renovador de sus documentos básicos, ese atentado.

Ayer, el alma de los mexicanos, que es mayoritariamente campesina, recordó al Caudillo del Sur, con su frase fulgurante, cuando Francisco Villa le pedía, antes de la fotografía memorable de los forjadores de la Revolución luego del desfile entrando a la Ciudad de México en 1914 de la División del Norte y del Ejército del Sur, que ocupara la silla del águila. Y el Atila del Sur -cuenta la historia-, rechazó la propuesta porque tenía la convicción arraigada de que la silla presidencial era mágica, ya que al sentarse alguien bueno en ella, al levantarse se volvía malo…

Y, ayer también, en el patio central de Palacio Nacional, el presidente Andrés Manuel López Obrador, depositó una ofrenda floral y realizó una guardia de honor ante un retrato del general revolucionario. No era, por supuesto, la pintura de Fabián Cháirez. Pero sí eran las autoridades que guardaron silencio en noviembre de 2019, durante la exposición de Bellas Artes.

Le saludo, lector.

Comentarios