Se rebelan alcaldes morenistas contra Clausen

70
0
Slider

CRITICA 

GASPAR NAVARRO 

Se rebelan alcaldes morenistas contra Clausen 

A la rebelión de la alcaldesa morenista de Hermosillo, Célida López Cárdenas, contra las nuevas restricciones anunciadas por el Consejo Estatal de Salud para contener el rebrote de pandemia, se le unió el alcalde morenista de Cajeme, Sergio Pablo Mariscal Alvarado. 

El alcalde cajemense ya antes se había rebelado contra la orden del Consejo Estatal de Salud de suspender el acceso de aficionados a los juegos de beisbol al estadio de Ciudad Obregón por no respetar los protocolos sanitarios en el partido inaugural que se convirtió en una cena de negros con estadio a reventar de fanáticos, entre ellos el munícipe. 

Luego del anuncio de las nuevas restricciones de movilidad por la Secretaría de Salud, Célida López mostró su desacuerdo, al señalar que con los mismos datos de la Secretaría de Salud no tenemos un repunte. Si no hay repunte y estamos en Semáforo Amarillo, yo no estoy de acuerdo en que se tomen medidas para cerrar la economía de miles y miles de familias de Hermosillo”. 

En respuesta, a través de un video difundido en redes sociales, el secretario de Salud Enrique Clausen Iberri, solicitó a la alcaldesa capitalina respetar las decisiones restrictivas del Consejo Estatal de Salud, y que evitara politizar el tema. 

“No es momento de hacer política, de aprovechar electoralmente una situación que es estrictamente de salud, se lo digo con toda la seriedad. En esta ocasión no hay margen para equivocarnos, hoy pretendemos que no nos pase lo que sucedió en la primera ola de contagios”, dijo. 

“¿Qué gana Célida con confundir a la gente?, ¿para qué quieres que la gente se relaje?”, mencionó Clausen Iberri, mientras opinaba que los comentarios que hizo la alcaldesa pueden provocar  una confusión entre las personas, e incluso podrían relajar las medidas sanitarias y de salud que se siguen actualmente. 

Clausen dijo que la ciencia médica recomienda que esta limitación de la movilidad poblacional temprana es favorable antes de que exista un crecimiento en los contagios de Covid-19, y tener menos hospitalizados graves, y que haya menos sufrimiento entre las familias, por eso respaldó la decisión que tomó el Consejo Estatal de Salud. 

No es la primera vez que el secretario de Salud Clausen Iberri, choca con la alcaldesa hermosillense en cuestiones de salud, ya que hace meses cuando la gobernadora Claudia Pavlovich informó en redes que la prueba que le hizo el Isssteson a Célida López, la munícipe se hizo otro examen de Covid-19, y a los tres días como Lázaro se levantó para reiniciar actividades públicas. 

En esa ocasión Clausen Iberri en video mensaje en redes sociales conminó a la alcaldesa capitalina a quedarse en casa, y guardar la cuarentena para no contagiar a otras personas con sus eventos públicos. Pero Célida hizo como que la Virgen le hablaba y siguió con sus actividades públicas. 

Una vez más por cuestiones de la pandemia, se enfrentan Clausen y Célida López. 

La rebelión de la alcaldesa capitalina contra la reimposición de restricciones en la movilidad y a las actividades comerciales, envalentonó al alcalde de Cajeme, Mariscal Alvarado, al unirse a los cuestionamientos a las decisiones del Consejo Estatal de Salud, al declarar que son centralistas y unilaterales, y demandó respeto a la autonomía universitaria. 

“Para empezar, los alcaldes nos enteramos de estas decisiones a través de un video genérico publicado en medios y redes sociales; no hay comunicación personalizada ni institucional, ni hemos sido convocados como comisión adjunta. Si se trata de la pandemia, creo que merecemos, al menos, la cortesía de una visita o una llamada personal”, manifestó Mariscal Alvarado. 

Sin embargo, dijo, cuando un alcalde alza la voz quejándose de esto, entonces sí hay respuesta particular de parte del Secretario y califica sus intenciones de “electorales”. 

“Asustar gente por sistema, como método preventivo, no es útil ni recomendable; mejor, generar conciencia de corresponsabilidad, y ahí, podemos ayudarles mucho, secretario Clausen. No desechen la valiosa experiencia adquirida por los gobiernos municipales en esta línea del tiempo”, advirtió el edil cajemense. 

Ante esa rebelión en la granja, debe de imperar el oficio político con una reunión entre los 72 alcaldes, la Secretaría de Salud y el Consejo Estatal de Salud para refrendar la unidad y la institucionalidad en tiempos de pandemia, y sin pandemia como lo ha establecido la gobernadora Pavlovich quien ha logrado grandes acuerdos con los alcaldes de todos colores sin importar siglas partidistas para llevar progreso a los 72 municipios chicos y grandes. 

Sobre los desacuerdos por las disposiciones en materia de salud durante la pandemia, en concreto las diferencias entre Célida y Clausen, el subsecretario de Salud Hugo López Gatell, exhortó a limar asperezas y resolver sus discrepancias, puntualizando que las atribuciones de la autoridad municipal tienen limitaciones, y pueden ejercer aquellas intervenciones que le corresponder por ley, dándole un espaldarazo al gobierno estatal en decisiones sanitarias. 

“Pueden establecer acciones administrativas que ayuden a disminuir la movilidad en el espacio público. Las autoridades estatales sí son autoridades sanitarias y sí pueden ayudar a invocar una motivación de salud para ejercer acciones administrativas, que contribuyan a limitar la movilidad en el espacio público”, declaró López Gatell para avalar las disposiciones del Consejo Estatal de Salud. 

Por lo pronto, representantes de restauranteros y comercios condenan las restricciones de movilidad y comerciales, porque afectan sus economías, por lo que en el caso de la Canirac analizan la posibilidad de interponer un amparo contra las nuevas restricciones establecidas por el Consejo Estatal de Salud, porque al igual que la alcaldesa capitalina consideran que los casos positivos y fallecimientos por Covid-19 no van a la alza en Sonora. 

El dirigente de la Canirac en Hermosillo, Manuel Lira Valenzuela, consideró que de mantenerse las nuevas medidas restrictivas en el horario de operación de los establecimientos que son de actividad nocturna, para los próximos meses se visualiza una nueva oleada de cierres definitivos que se sumarían a los más de 3 mil que van en el año. Por igual, la Canaco advierte de que miles de empleos están en riesgo por las nuevas restricciones para contener la pandemia.  

Pero como dicen, sin salud no hay economía. Lo primero es la salud. Y ante eso, no hay argumento que valga.  

Parafraseando a Peña Nieto, no creo que un funcionario estatal se levante pensando como chingar a Sonora, o a algún municipio, en este caso con pretexto de la pandemia. (g_navarro_ruiz@hotmail.com)

Comentarios