¿El IEE cuidará a la ciudadanía contra el virus?.-

88
0
Slider
Bernardo Elenes Habas

¿El IEE cuidará a la ciudadanía contra el virus?.- Obligada Guadalupe Taddei Zavala a difundir profusamente castigos contra precandidatos y candidatos que expongan a los electores.- Difícilmente se puede esperar comportamientos éticos, de aquellos que tienen sed de poder y se consideran seres únicos y providenciales. 

Bernardo Elenes Habas

Cajeme, al igual que las comunidades del país, vivirá una temporada navideña diferente.

Diciembre no estará revestido por la reflexión y la paz que trae consigo la magia del invierno.

Se abrirá como un mes asediado por la clase política y su sed de poder. Sin importar la incertidumbre de la pandemia, como ya se ha venido dejando testimonios por algunos de los aspirantes a cargos de elección.

Pero también, por la violencia. Marea roja que brutalmente ejecuta la sinfonía macabra de las balas, en el cruce impredecible de las horas. Jugando con la vida y con la muerte…

Las precampañas para gubernatura se abren el 15 de diciembre y concluyen un día antes de Nochebuena, es decir el 23. Para diputaciones y Ayuntamientos, del 4 al 23 de enero próximo.

En ese sentido, se vuelve urgente que el INE, y en lo particular el Instituto Estatal Electoral Sonora, informe y divulgue con especial énfasis las sanciones dispuestas para aquellos precandidatos y candidatos que atenten contra la salud de la ciudadanía, a quien expondrán, sin duda y sin importarles sus vidas, al contagio del coronavirus, como ya se ha visto desde hace meses, cuando comenzaron a fluir las ambiciones de aspirantes a candidaturas por la conducción de Sonora, diputaciones federales y locales, y por supuesto la alcaldía en este municipio golpeado por la violencia.

¿Acaso no se veía, en diferentes espacios, a los ínclitos políticos ofertando productos alimenticios a bajo precio, aprovechándose de las necesidades de la familias a quienes concentraban sin ningún protocolo de protección, de dónde, sin duda brotaron muchos contagios?

¿O, bien, no se vuelven motivo preocupante las reuniones que vienen propiciando los aspirantes oficiales y no oficiales, donde la información que difunde las redes sociales evidencia la ausencia de aplicación de cuidados contra contagios, sin uso de cubrebocas y sin respetar la sana distancia? 

No es verdad, pues, que los aspirantes, hombres y mujeres a lograr cargos a través de los votos, sientan responsabilidad por los demás, porque es naturaleza de la clase política cumplir primero, por encima de todo y de todos, su sed de poder. Premisa que obliga a concluir que en las precampañas y campañas no se detendrán a obedecer lineamientos de salud si no existen leyes que los obligue con energía a cumplirlas.

Si en procesos normales, no marcados por contingencias de salud, se volvía recurrente que los candidatos violentaran las reglas del juego con campañas negras, compra de votos, estrategias de inducción del sufragio, corporativismo, ¿por qué no podría esperarse un comportamiento sin ética y sin respeto entre partidos y quienes construyen el camino de su sueño de supremacía, mismo que creen los convierte en mujeres y hombres únicos y providenciales?

El IEE está más obligado que nunca a demostrar eficiencia. A remarcar esos apartados referentes a los comportamientos de respeto por parte de la clase política, hacia los electores. Es preciso colocar en la conciencia de la gente el peligro a que podrían ser expuestos por candidatos sin escrúpulos, para quienes los votos, en el proceso 2021, tendrán más valor que la vida misma.

Los consejeros del IEE, especialmente la presidenta del organismo, Guadalupe Taddei Zavala, deberá trazar la ruta del respeto y la dignidad hacia los electores, porque es evidente que el proceso 2021, se hermanará peligrosamente con un rebrote de la pandemia en Sonora.

Nadie puede creer que el escudo contra el coronavirus sea la honestidad y su antídoto la fuerza moral, como pregona la 4T.

Le saludo, lector.

Comentarios