Una nueva rectoría en la Unison con aroma de mujer

46
0
Slider

CRITICA 

GASPAR NAVARRO 

Una nueva rectoría en la Unison con aroma de mujer 

Al cerrarse el pasado viernes el registro de aspirantes a la rectoría de la Universidad de Sonora, sorprendió a la comunidad universitaria y en varios sectores la decisión del aun rector Enrique Velázquez Contreras, de no buscar un segundo período al frente de nuestra Alma Mater, rompiendo la regla de los últimos tres rectores de la Máxima Casa de Estudios. 

El aun rector Velázquez Contreras no hizo ningún comentario sobre su decisión de no buscar la reelección antes ni después de cerrarse el registro de aspirantes, simplemente no se presentó a cumplir con el registro dejando en la pelea por la silla principal de la rectoría a cinco hombres y a una mujer, por lo que en el 2021 la Unison podría ser dirigida por una rectora por primera vez en seis décadas desde su fundación. 

En la historia reciente universitaria luego de la reforma de su Ley Orgánica, los tres últimos rectores (antes de Velázquez) han sido reelectos, siendo éstos Jorge Luis Ibarra Mendívil, Pedro Ortega Romero y Heriberto Grijalva Monteverde, todos ellos cumplieron un mandato de ocho años. 

Velázquez Contreras rompió la dinámica de la segura reelección del rector en turno, pero podría seguir con la tradición de dejar a su heredero en la silla de rectoría, y en este caso podría ser heredera con María Rita Plancarte Martínez, la aun Vicerrectora de la Unidad Regional Centro, quien cuenta con capacidad y una larga trayectoria universitaria. 

Solo Jorge Luis Ibarra Mendívil, ha sido un rector importado, al ser llamado desde el Colegio de Sonora para darle cauce institucional a la Unison, y de ahí en adelante al igual que en el pasado conflictivo de la Alma Mater, los rectores fueron aguiluchos, catedráticos de la Unison además de funcionarios como fue el caso de Velázquez Contreras, quien tenía varias rectorías como titular de la Secretaría General Académica, desde donde Heriberto Grijalva le heredó su silla. 

Por cierto, la Vicerrectoría de la Unidad Regional Centro ha sido cuna de varios rectores, entre ellos Pedro Ortega Romero y Heriberto Grijalva Monteverde, por lo que María Rita Plancarte, podría seguir ese mismo camino hacía la rectoría al tener la bendición de Velázquez al designarla en esa responsabilidad. 

De hecho, en los tiempos de Pedro Ortega, se tuvo que quitar al Vicerrector que si mal no recuerdo se llamaba Daniel Gutiérrez Rohán, para sentar en esa posición y preparar al químico investigador Heriberto Grijalva Monteverde, para heredarle la oficina más refrigerada del edificio principal de la Unison. 

María Rita Plancarte es docente e investigadora del Departamento de Letras y Lingüística de la Unison, es integrante del Sistema Nacional de Investigadores, y ha realizado estancias de investigación en universidades de México, Estados Unidos, España y Francia, pero destaca en su trayectoria haber desempeñado diversos cargos administrativos en la Alma Mater. 

O sea María Rita conoce la conflictiva vida interna en la Unison, al ocupar responsabilidades como la titularidad de la División de Humanidades y Bellas Artes, después la Dirección de Investigación y Posgrado y luego la Secretaría General Académica, la misma oficina desde donde Velázquez Contreras se catapultó a la rectoría hace más de tres años. 

La trayectoria de María Rita Plancarte en la vida interna de la Unison, la convierte en mi humilde opinión en la mejor carta para ocupar la rectoría por el período 2021-2025, digo sin demeritar a los cinco valientes que presentaron sus documentos de aspirantes ante la Junta Universitaria, pero los cinco son solo académicos e investigadores sin experiencia para operar la conflictiva vida universitaria, es decir, les falta saber gobernar, porque no basta ser una eminencia científica si no sabe manejar la mano izquierda con los estudiantes, empleados y académicos, que es tener colmillo político, porque administrar no es cualquier cosa, y más difícil cuando los recursos financieros son escasos. 

Lo más interesante de este nuevo proceso de elección de rector además de que podría ser una mujer la que ocupe por primera ocasión en la historia universitaria la rectoría, es el por qué el aun rector Velázquez Contreras “tiró la toalla”, y no se registró para buscar un segundo período al frente de la Unison donde era naturalita su reelección al salir bien librado en los primeros tres años, y en este 2020 con el antecedente de que no hubo huelgas, bueno tampoco clases presenciales por el Covid-19, pero mantuvo la paz institucional y el desarrollo académico en estos tiempos de recortes presupuestales. 

Tal vez por esto último, el rector Velázquez Contreras ya no quiso más queso sino salir de la ratonera, porque además de que sufre por los rectores presupuestales federales, tiene la presión interna de grupos identificados con Morena para reformar la Ley Orgánica Número 4 precisamente para impedir su reelección, o al menos que no decidiera la Junta Universitaria su segundo período, sino que fuera una elección democrática en el campus universitario como en los tiempos de la Ley Orgánica 103 donde el campus se convertía en un campo de batalla entre los diversos grupos. 

La vida universitaria está muy agitada al surgir el Frente por la Democratización de la Unison y el Movimiento Académico por la Reforma Universitaria (MARU), que se oponen junto con el Staus a la reelección de Velázquez Contreras, y a la permanencia de la Junta Universitaria, para lo cual han realizado plantones en el Congreso del Estado y hasta clausuraron de manera simbólica las oficinas de la Junta Universitaria. 

Por si fuera poco, en el Congreso del Estado se analiza una reforma a la Ley Orgánica 4 desde el año pasado, y en días pasados se pretendió desde el Poder Legislativo impedir que la Junta Universitaria lanzara la convocatoria para elegir al nuevo rector por el período 2021-2025.   

Los negros nubarrones están sobre la Unison, y presagian malos tiempos para la vida universitaria, ya que el candidato de Morena, Alfonso Durazo Montaño, ya advirtió que la Unison debe de reformar su legislación, por lo que de ganar la gubernatura, el rector en turno de la Unison de seguro sufriría las de Caín en un fuego cruzado de adentro y fuera. 

Con una vida hecha, y una carrera universitaria intachable, Velázquez Contreras no tiene necesidad de andar sufriendo por grillas baratas. 

REITERA CLAUDIA DEMANDA DE APLICAR VACUNA 

Al participar en una sesión virtual de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) con autoridades como la titular de la Segob y de Salud federal, la gobernadora Claudia Pavlovich reiteró su demanda de participar en la vacuna de Pfizer para inmunizar a los sonorenses contra el Coronavirus. 

La mandataria sonorense argumentó al gobierno federal que los gobiernos estatales deben de tener una participación muy activa en la distribución y aplicación de la vacuna de Pfizer, sobre todo se tiene que tomar en cuenta la particularidad de entidades como Sonora de alto tránsito de personas y su vecindad con regiones de Estados Unidos que registran una alta incidencia de contagios. 

Pero el gobierno federal ha reiterado que serán los únicos en distribuir y aplicar la vacuna anti virus en el País a partir de este mes de diciembre en la Ciudad de México y en Coahuila en su primera etapa hasta febrero del 2021 con la aplicación de 250 mil dosis a personal del sector Salud por ser la primera línea de combate al Covid-19. 

Pero esa apropiación del gobierno federal de la vacuna antivirus, ya despertó sospechas de manejo electoral y político en pleno proceso de elección en 15 entidades, por lo que los gobernadores también quieren tener participación y no ser meros espectadores en esta trascendental cruzada de vacunación. 

En las etapas de la estrategia nacional de vacunación que proyecta alcanzar la cobertura nacional en el 2021 por parte del gobierno federal, se prevé que en la etapa 4 que incluye mayo y junio se vacune a personas de 40 a 49 años, quienes serán inmunizados en plena fase final de la elección. 

Hasta eso que son cuentas alegres del gobierno federal, porque aún no cuentan con la vacuna de Pfizer, y se duda de que el sector público federal sin el apoyo de los gobiernos estatales y de hospitales privados puedan hacer efectiva la cobertura de vacunación en todo el país. 

Por cierto, ante el repunte de casos y fallecimientos por la enfermedad en Sonora en los últimos días, y luego de que la ocupación hospitalaria sigue muy alta en Sonora, al ubicarse en 80 por ciento en instituciones privadas y 54 por ciento en públicas, la gobernadora Pavlovich pidió ser fuertes y solidarios y decir “no” a la celebración de posadas o reuniones previas a Navidad y Año Nuevo, y llamó a pasar estas festividades solo con quienes viven en la misma casa, pues hoy más que nunca es tiempo de demostrar el amor por los nuestros. (g_navarro_ruiz@hotmail.com)

Comentarios