Slider

CDOBSON.- A fin de que las futuras generaciones hereden un medio ambiente sano, el senador Arturo Bours Griffith propuso que el combate a la desertificación de la tierra sea una prioridad en las actividades productivas.

El legislador de Morena presentó una iniciativa para reformar la Ley de Desarrollo Rural Sustentable y darle viabilidad al sector agropecuario, que requiere terrenos para sembrar vegetales y frutas, así como pastizales donde pueda pastar el ganado.

La desertificación de la tierra, alertó, “no es un tema menor” porque podría generar una escasez de alimentos sin precedentes y afectar la salud de la población, las actividades económicas y el bienestar social.

Indicó que 52 por ciento del territorio mexicano está catalogado como árido o semiárido, lo que representa una baja precipitación pluvial.

Además, 19 entidades federativas, entre las que destacan Aguascalientes, Chihuahua, Coahuila, Durango, Querétaro, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora, Tamaulipas y Zacatecas, padecen algún grado de sequía y experimentan un proceso de desertificación.

De acuerdo con información de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, en los últimos 50 años disminuyó 30 por ciento la biodiversidad mundial y se espera que para 2030 el déficit de agua sea del 40 por ciento.

De no poner un alto a la degradación de la tierra, en años futuros tendremos un país con zonas áridas e inservibles para la agricultura y ganadería, apuntó. Agregó que la deforestación, el sobrepastoreo y las malas prácticas de riego afectan negativamente a la productividad del suelo.

Bours Griffith recordó que el Gobierno Federal puso en marcha programa de recuperación de áreas forestales, con apoyo de comunidades rurales e indígenas, que incluye a 19 entidades federativas. La iniciativa con proyecto de decreto fue turnada las Comisiones de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Rural; y de Estudios Legislativos.

Comentarios