Lamarque, el Alcalde 54 de Cajeme.-

295
0
previous arrow
next arrow
Slider
Bernardo Elenes Habas

Lamarque, el Alcalde 54 de Cajeme.- Ya había entrado a la historia del Municipio, como el presidente número 46 en el trienio 1997-2000.- Jesús Félix Holguín, probó también el privilegio de dirigir por dos trienios los destinos de la comunidad.- Javier venció al coronavirus y a la oposición.

Bernardo Elenes Habas

Al caer la noche del domingo 6 de junio, creció, primero como un rumor, luego a través del testimonio de un buen porcentaje de actas computadas, que Cajeme tenía ya su virtual alcalde número 54, en Javier Lamarque Cano.

Así, este Municipio que cumplirá en noviembre 94 años de vida, contabiliza a su alcalde número 54, tomando en cuenta a quienes han cumplido con su trayecto más o menos completo, sin incluir a los efímeros que sólo transitaron horas o días asumiendo la responsabilidad municipal, como son los casos de Joaquín R. Ibarra y Atanasio Aragón Gámez, o bien Crisógono Elizondo, quien en 1935 obtuvo el triunfo en las urnas pero las pasiones y amenazas políticas que prevalecían, lo obligaron a renunciar a su cargo antes de rendir protesta.

El trazado de las administraciones públicas en Cajeme, desde 1927 cuando fue constituido en Municipio a través de la Ley Número 16, decretada por el Congreso del Estado el 29 de noviembre del citado año, dada a conocer por el entonces gobernador Fausto Topete Almada y publicada en el Boletín Oficial al día siguiente, han estado siempre llenas de sobresaltos y sorpresas, como corresponde a todo organismo social vivo. Por supuesto, en ese devenir se registran datos duros integrados a la conformación de la historia del Municipio, y otros más que por su falta de consistencia, se diluyen en lo anecdótico.

Y aunque falta el anuncio oficial del IEE, los datos arrojados por el proceso de votación, se consideran irreversibles, incluso, Javier con su equipo de campaña, colaboradores y simpatizantes, celebró la misma noche de domingo su triunfo, con una reunión frente a palacio Municipal, donde reafirmó sus compromisos de campaña. Aunado a un tempranero mensaje de felicitación del que fuera candidato por segunda ocasión Rodrigo Bours Castelo, quien obtuvo el segundo lugar en la contienda.

No debe pasarse por alto que Javier tuvo un quebranto de salud (Covid 19), que le restó días a su campaña, pero se sobrepuso y reinició el proselitismo como lo ha acostumbrado en otras candidaturas, a ras de tierra.

Lamarque Cano, cuyas raíces están en la colonia Ladrillera, de las primeras y más populosas de Ciudad Obregón, había intentado ser alcalde por primera vez en 1994 abanderado por el PRD, contendiendo contra Raúl Ayala Candelas del PRI, principalmente.

Perdió Javier, pero con la obtención del 28 por ciento de los votos ocupó una regiduría junto con Ascensión López Durán de su mismo partido.

A partir de ese momento, comenzó a construir el camino que lo conduciría a la presidencia municipal de Cajeme, en 1997, pues los reporteros que cubríamos la fuente de Palacio en esos tiempos, constatábamos que los cubículos de los perredistas Lamarque y López Durán, lucían siempre llenos de personas que buscaban apoyos en diferentes trámites.

Y, efectivamente, en 1997 el partido del sol azteca postuló nuevamente a Javier Lamarque como su abanderado, contendiendo ahora contra un poderoso rival, Ernesto Vargas Gaytán, sustentado por grupos empresariales y productores agrícolas liderados por el mesón de los Bours. Pero Javier, con una campaña persistente y un proyecto sólido, logró 62 mil 566 votos, contra 37 mil 668 de Ernesto. Igualando los logros de Jesús Félix Holguín, quien fue alcalde en 1988-1991 por el PRI, y 15 años después 2003-2006, por el PAN.

Su labor en el trienio 1997-2000 marcó huella con un estilo diferente de hacer las cosas. Instituyó las sesiones de cabildo abiertas al público, y dio un fuerte impulso a la creación de empleos con la promoción e instalación de maquiladoras de capital chino, atacando también el deterioro de calles y drenajes colapsados, entre muchas obras de mejoramiento urbano, incluyendo la pavimentación de colonias populares.

Fue notoria, por supuesto, la promoción y difusión que le dio a la actividad cultural, con Enrique Espinoza Pinales a la cabeza, asimismo la inclusión inicialmente en la Dirección de Seguridad Pública de Abel Murrieta Gutiérrez, y posteriormente Jorge Luis Cuén Quintero.

El Alcalde número 54 de Cajeme, logra, ahora, la presidencia municipal con 41 mil 276 votos, seguido por Rodrigo Bours Castelo con 26 mil 756, y en ese orden con cantidades menores de sufragios Anabel Acosta, Gustavo Almada, Rosendo Arrayales, Orlando Salido, Fidel Covarrubias, Efrén Sánchez, Ana Lilia Hernández.

Le saludo, lector.

Comentarios