Fe de erratas, aclaraciones, réplicas y contraréplicas

211
0
Capturadepantalla2023-02-13alas213814
Capturadepantalla2023-02-13alas214531
Capturadepantalla2022-09-12alas043937
Capturadepantalla2023-02-13alas215907
Capturadepantalla2023-02-13alas220711
previous arrow
next arrow

Por un error atribuible solo a quien esto escribe, en el despacho de ayer consignamos como director General de Culturas Populares Indígenas y Urbanas al maestro Tonatiuh Castro Silva, quien denunció la situación por la que pasa ese organismo descentralizado, en conflicto con el ISC desde donde pretenden desplazar al personal que actualmente labora en la Casa Hoeffer, en el centro histórico de Hermosillo, que también opera como museo.

En realidad, el maestro Castro Silva es investigador en la Dirección General de Culturas Populares y lo ha sido también en El Colegio de Sonora y el INAH; docente en la Universidad de Sonora y otras instituciones de educación superior.

Licenciado en sociología por la Unison y maestro en Ciencias Sociales por El Colson, posee además una brillante trayectoria en la academia, la investigación, la música y la literatura.

Su denuncia sirvió para que ayer, el Instituto Sonorense de Cultura enviara un comunicado en el que confirma que el edificio conocido como la Casa Hoeffer que alberga el museo y las oficinas de la Dirección General de Culturas Populares es propiedad del gobierno del estado y fue dado en comodato al ISC en 1993 y dicho comodato se renovó el pasado 10 de agosto de 2022, datos que fueron publicados en la columna.

Agrega que ese inmueble se destinó a personal de la Dirección Nacional de Culturas Populares en el marco de los acuerdos de descentralización de la cultura y en atención al artículo 2 del decreto que crea el ISC.

También confirma lo aquí publicado en el sentido de que en diciembre del año pasado huno una inspección por parte de la SEC (Coordinación General de Convivencia, Protección Civil, Salud y Seguridad, la cual arrojó que una sección del segundo piso no era segura para ser ocupada.

Confirma también que personal del ISC ocupó algunas oficinas en el segundo piso de la Casa Hoeffer “que no estaban ni están consideradas como zonas de riesgo de ningún tipo”.

En el punto 8 de su comunicado, el ISC sostiene que “El personal de Culturas Populares no ha sido ni será despojado de los espacios donde labora dentro de la Casa Hoeffer; jamás se ha contemplado y mucho menos la Dirección del ISC ha declarado que no se reabrirá el Museo de Culturas Populares ubicado en el interior de la Casa. El recinto quedará abierto al público una vez que concluyan los trabajos de rehabilitación y remodelación, a menos que autoridades de Protección Civil den la autorización de reabrirlo antes de que se concluya con los trabajos de las zonas inseguras y afectadas”.

Ese punto, el relativo a que no ha habido despojo de espacios no es tan veraz y eso se puede constatar con solo asistir al museo y observar que lo que eran tres salas de museo, actualmente son dos oficinas y una pequeña bodega que se usa para guardar mobiliario, papelería y enseres. Por ejemplo, Francisca Gastélum, responsable de la Unidad Regional está habilitando un cuartito que se usaba como bodega para instalarse allí. El propio Tonatiuh Castro regresó a la planta alta, pero la oficina ni siquiera tiene internet.

Siguiendo con el documento enviado primero por el hijo de la directora, Pablo Aldaco y luego por la Coordinación de Comunicación Social, este sostiene que “La relación del ISC con la Secretaría de Cultura del gobierno federal, es excelente, como lo muestran varios proyectos que las dos instituciones desarrollan en conjunto (…) Es de interés de este instituto trabajar en conjunto y armonía con todo el personal de la DGCPIU”, concluye el documento en el que aparece el nombre de la directora del ISC, Guadalupe  Beatriz Aldaco.

El documento en cuestión me fue enviado primero por Pablo Aldaco, hijo de la directora del ISC. Me dicen también que lo habían subido a la página de Facebook del instituto pero luego lo bajaron.

Lo cierto es que ayer por la tarde hubo una reunión presencial-virtual entre personal de la Unidad Regional y funcionarios de la Ciudad de México para abordar el tema de esta columna, entre ellos el director general de Culturas Populares Jesús Armando Rodríguez que mostró molestia por la denuncia y también por la publicación en este despacho.

Vamos a ver en qué para todo esto; esperemos que sea para bien.

II

En otros temas, el gobernador Alfonso Durazo anduvo ayer por Guaymas donde inauguró una Tienda del Bienestar Diconsa que dará servicio a familias de 60 colonias del sector norte del puerto ofreciendo productos básicos a precios hasta 35% más baratos que en cualquier otro comercio.

En el evento estuvieron presentes el director general de Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex), Leonel Cota Montaño, el director de Operaciones de Diconsa, Jesús Valencia Guzmán y la alcaldesa Karla Córdova.

Allí se informó que Diconsa firmó un convenio con el gobierno de Sonora para abrir 16 tiendas de este tipo en Hermosillo, Cajeme, Guaymas, Navojoa, Nogales y San Luis Río Colorado.

III

Y otro que la volvió a ‘sacar del cuadro’ es el alcalde Antonio Astiazarán Gutiérrez quien entregó ayer 25 nuevos carros recolectores de basura y siete pipas como parte de la estrategia Hermosillo Crece Limpio.

Los carros recolectores funcionan con gas natural y al entrar en servicio eliminarán el tercer turno al que estaban obligados los trabajadores de Servicios Públicos Municipales ante la necesidad de ‘dobletear’ jornadas por la falta de vehículos.

Las pipas se entregaron a CIDUE y a SPM para garantizar el riesgo de áreas verdes con agua tratada, y el abasto de agua potable a las comunidades de Hermosillo que así lo requieran.

También me puedes seguir en Twitter @Chaposoto

Visita www.elzancudo.com.mx

Comentarios
Artículo anteriorInicia quinta etapa de modernización de infraestructura hidrosanitaria en la calle Reforma
Artículo siguienteEstas son las peores tortillas de harina, según Profeco