El trigo

281
0
PrevencionEmbarazo
Lactanciapornostros4
Capturadepantalla2023-02-13alas213814
Capturadepantalla2023-02-13alas214531
Capturadepantalla2022-09-12alas043937
Capturadepantalla2023-02-13alas215907
Capturadepantalla2023-02-13alas220711
previous arrow
next arrow

Entretelones
Samuel Valenzuela

Samuel Valenzuela

Como es sabido, el abatimiento del manto freático y como consecuencia la intrusión salina, forzó a productores agrícolas de la Costa de Hermosillo a cambiar el patrón de cultivos y ya no sembrar algodón, cártamo, trigo y otros, para entrarle a las legumbres, hortalizas, nogal, que generan más mano de obra y se obtienen mejores ganancias por lámina de agua aplicada.

Cultivo de trigo.

El problema de la Costa de Hermosillo se extendió a otros valles agrícolas cuyo riego depende de la extracción de agua por bombeo, como son los casos de Caborca y Guaymas-Empalme, no así en los valles del yaqui y mayo por la ventaja de disponer en gran medida de aguas superficiales para el cultivo de productos estimulados con subsidios, por ser de estratégica importancia para avanzar en la autosuficiencia alimentaria, como son los casos del trigo, maíz y otras oleaginosas, además de papa.

Resulta complejo definir prioridades en materia de producción de alimentos a través de la agricultura o sea la producción primaria, lo que no requiere debate ni controversias, es la urgente necesidad de agregar valor a dicha producción mediante procesos de transformación antes de su comercialización, tal como lo estableció el gobernador Alfonso Durazo Montaño en conferencia de prensa de este martes.

Bueno y extenso el abordaje del mandatario estatal al describir al vuelo el rezago económico en la región sur de Sonora, en el que se incluyó a Ciudad Obregón, cuya producción agrícola se concentra en el trigo subsidiado y condición que dijo es una de las razones del rezago aludido.

Al considerar urgente el cambio de patrón de cultivos en esa región y optar por ejemplo por la cebada ante la demanda que por dicho producto plantea una empresa cervecera, justificó que requiere de menos agua y su precio por tonelada es mejor que la del trigo, además sin subsidio.

Aquí es donde entramos en confusión, porque una cosa es prospectar a la agricultura desde una visión exclusiva de lucro económico y otra aprovechar la vocación de superficies, suficiencia de agua y la reconocida cultura para hacerla producir en el marco de las necesidades de abasto de la industria alimentaria nacional y no por nada el Valle del Yaqui ha sido considerado como el granero de México y escenario de avances científicos para lograr mayores rendimientos por hectárea de trigo.

Dimos por sentado lo comentado por Durazo Montaño respecto a que, a la producción de trigo de esa región, sea cristalino o panificable, no hay un solo peso de valor agregado, aunque confirmamos que al menos buena parte de ese tonelaje se procesa en una planta galletera, GAMESA, que opera en Ciudad Obregón y es producto básico para la empresa BIMBO y es parte importante de la cultura del consumo de tortillas de harina que distingue al sonorense.

Por supuesto que los trigueros deberían agregarle valor a su producción, así como lo hicieron en el pasado cuando se asociaron para instalar una planta despepitadora de algodón o los productores de nuez, asociados en la operación de una planta procesadora desde el árbol hasta su comercialización, pero eso de dejar de sembrar trigo solo porque dicen no es redituable, como que no empata con el esfuerzo de avanzar en la autosuficiencia alimentaria, que incluso hasta se subsidia para estimular su siembra intensiva bajo condiciones adecuadas como lo es el Valle del Yaqui.

Fátima Rodríguez M.

Bueno, a fin de cuentas, somo legos –también—en este asunto y mejor esperaremos para que el próximo martes sea la titular de Sagarhpa, nuestra añeja amiga Fátima Rodríguez Mendoza, la que nos ilustre respecto a la temática tan sugerente respecto al indispensable equilibrio entre la producción de alimentos desde una perspectiva de abasto social y la producción agrícola enfocada exclusivamente a razones económicas.

En resumen, son longevas y reiteradas las propuestas de cambiar patrones de cultivo, diversificar la actividad agrícola, agregar valor a la producción primaria; desplazamiento de cultivos por su alto consumo de agua o propensos a plagas o bien, por desventajas competitivas, conceptos regidos por varios factores y no en exclusiva por razones económicas y más tratándose de alimentos, que desaparecer la producción de trigo en Sonora, pues sus derivados de alguna parte deberán venir a abastecer las despensas del consumidor y satisfacer la demanda de la industria harinera sonorense.

Bueno, a lo mejor el Valle del Yaqui está por pasar a la historia como la cuna de la Revolución Verde donde Norman Borlaug marcó la ruta hasta ganar el Premio Nobel de la Paz por el resultado de la incorporación de técnicas de cultivo, genes y demás para, lograr rendimientos históricos por hectárea de trigo sembrada, que adoptadas también en otros cultivos son factor para enfrentar hambrunas en muchos países del mundo, incluido México.

Mensaje de intimidación.

En otros temas, vaya revuelo que causan las palizas propinadas a un taquero “por mamón” y a mecánicos “por careros”, según versiones en redes sociales, causales que de forma por demás estúpida priorizan no pocos, cuando lo fundamental es que los agresores obviamente son civiles bien pertrechados  y evidentes integrantes de alguna banda criminal, permeándose la percepción que simplemente se trata de cobro de piso y la divulgación de esos hechos tienen el fin de enviar el mensaje sobre lo que puede pasar a quienes se nieguen a pagar.

Miren, si por mamones o careros se merecieran esas palizas, muchos, incluidos comunicadores, anduvieran (mos) todos los días con el lomo adolorido, cuando como decíamos, lo importante de tales agresiones es que se trata de una actividad criminal similar a la que desplegaba un sujeto ya detenido y que traía asolada a la comunidad de taxistas piratas en Nogales.

Habrá qué ver si se repite el éxito anterior de la Fiscalía Estatal en estos casos, pero por lo pronto, bien haríamos muchos redimensionar valores respecto al respeto a las personas y a fundamentar la emisión de juicios sin incurrir en prioridades obviamente estúpidas y carentes de humanidad.

Mientras tanto, luego de la impunidad que goza la ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Jazmín Esquivel, quien demostrado está plagió su tesis  para obtener su licenciatura en derecho, acá en Sonora esos asuntos se les da un tratamiento distinto, ya que a un empleado del ISSSTESON, a quien le descubrieron que falsificó su título de una profesión indefinida en la información del caso, no solo fue destituido de su cargo, si no que está encarcelado y deberá retribuir al organismo sus percepciones que dicen ascienden a tres millones de pesos.

A ojo de buen cubero, luce correcta la aplicación del correctivo informado por el contralor Guillermo Noriega Esparza en contra del falsificador, así como lucirían correctas en el caso de la ministra en mención, porque técnicamente se tratan de delitos que deberían ser sancionados por la vía penal y lo más sugerente es que Noriega Esparza no descarta que haya muchos más casos de esos en la administración estatal.

Reacomodos en el gobierno.

Por lo demás, siguen los reacomodos en la estructura estatal al rendir protesta Andrea Enríquez Quintana ante el Jefe de la Oficina del Ejecutivo, Adolfo Salazar Razo, como coordinadora Ejecutiva de Atención Ciudadana del Gobierno del Estado, en tanto que el titular de la SEC le tomó protesta a Manuel Guillermo Cáñez como titular del Instituto de Becas y Crédito Educativo, y Ana Luisa Chávez fue nombrada subsecretaria de servicios de gobierno del área donde las manda cantar el secretario de Gobierno, Álvaro Bracamonte.

En asuntos de la política partidista, se confirma que Movimiento Ciudadano es la organización que de forma más intensa despliega su activismo en los diversos frentes, sea en tierra, en medios de comunicación, en redes sociales, en el Congreso del Estado y como muestra esta la gira estatal que realiza el diputado Ernesto de Lucas a quien este miércoles reportan desde San Luis Río Colorado.

El Pato de Lucas.

El popular Pato ha asumido el compromiso de llevar el color naranja y a promover el derecho a la alegría por todos los rincones de la entidad, acompañado de forma aleatoria por los mandos estatales y regionales de esa organización política, en tanto que Natalia Rivera concentra su activismo por todos los rumbos del municipio de Hermosillo donde es parte de nutridas reuniones vecinales.

En este tema, excelente ejercicio de comunicación de la periodista Solángel Ochoa al reunir en una mesa a los dirigentes del PRI, del PAN, del Verde y a un diputado de MORENA, Rogelio Díaz Brown, Gildardo Real, Calvin Valenzuela y Jacobo Mendoza, respectivamente.

En dicho espacio, con miras al próximo proceso electoral en Sonora, “El Roger” esbozó posibilidades de alianza entre el PRI, PT y Panalito, en función de dinámicas en los estados de Coahuila y Estado de México donde se definen gubernaturas este 2023, pero que de inmediato fue desmentido y descartada tal posibilidad por Ramón Flores Robles, que tratándose del PT que dirige en la entidad, al contrario, ratificó su alianza con el partido en el Gobierno, sin que tengamos idea de la reacción de los liderazgos del partido cuyo color distintivo es el azulito guango.

Comentarios