Atascado

132
0
300x50
Capturadepantalla2023-02-13alas213814
Capturadepantalla2023-02-13alas214531
Capturadepantalla2022-09-12alas043937
Capturadepantalla2023-02-13alas215907
Capturadepantalla2023-02-13alas220711
previous arrow
next arrow

Entretelones
Samuel Valenzuela

Samuel Valenzuela

Desde el lunes pasado la Comisión Nacional del Agua, con información del Centro Nacional de Huracanes (National Hurricane Center, en inglés), de Estados Unidos, informó de la trayectoria y tendencia a intensificarse del huracán Otis, ya con categoría 3 de la escala Saffir-Simpson.

Desde ese momento debieron emitirse las alarmas e iniciado tareas de evacuación de lugares de riesgo y más cuando desde aviones caza huracanes se advertía un rápido crecimiento en su intensidad, tal como se informó el martes a las seis de la tarde al subir a la categoría 4 y llegaría a la categoría 5 al tocar tierra entre las 4 y 6 de la mañana del miércoles, como lo informó el presidente Andrés Manuel López Obrador el martes a las ocho y media de la noche con un “atento aviso” en la red X antes Twitter .

Acapulco devastado.

De haber creído en las ciencias relacionadas con la meteorología, de haber tomado en serio la amenaza a pesar de varios días de advertencia, ahora los del gobierno se estuvieran evitando justificar su inacción y negligencia criminal alegando una atipicidad que, por lo regular distingue trayectorias y fuerza de todos los ciclones o huracanes, pasando por tifones y tormentas tropicales.

En el saldo preliminar dado a conocer, se habla de 27 muertos, sin que se sepa si se incluyen los 16 pacientes del hospital del IMSS que presuntamente murieron por quedarse sin electricidad sus soportes vitales, lo cual sería una barbaridad porque se supone que todo hospital que se precie de serlo debe tener una planta de generación de energía para emergencias.

Dicho saldo solo se refiere a Acapulco, cuya devastación ha sido ampliamente divulgada con daños mayores al 80 por ciento de la infraestructura hotelera, comercios, servicios públicos paralizados, el 70 por ciento sin servicio de electricidad y vialidades destrozadas, faltando saber cómo les fue a sectores urbanos más allá de la avenida costera y a habitantes de comunidades rurales, que de ellos nadie dice nada ni se sabe nada.

Entretenido en someter al Poder Judicial y distraído con su estúpida egolatría, el presidente tuvo al menos 48 horas para ordenar y supervisar los protocolos de prevención ante el seguro impacto de Otis en tierras guerrerenses, pero optó por su ya tradicional displicencia y recurrir a la palabrería para disimular su patética incompetencia en asuntos que más importan a la gente.

Estaquitas al rescate.

Así, a partir de la mañana de este miércoles López Obrador fue protagonista de una tragicomedia que pinta de cuerpo entero su incompetencia como hombre de Estado: en su mañanera lamentó no poder ir a la zona de desastre porque los caminos estaban cortados y el aeropuerto dañado, pero adelantó que los altos mandos de la marina, de la defensa, de la secretaria de seguridad y de protección civil ya iban en camino para atender directamente la emergencia.

Más tarde nos enteraríamos con abundante material gráfico de respaldo, que, a pesar de saber de la imposibilidad de trasladarse por carretera, se encaramó a camioneta machuchona y como es lógico quedó varada por estar cortada la circulación e igual quedaron los enviados de avanzada, quienes unieron sus penas de forma colectiva, para de ahí ser trasladado a una camioneta todo terreno del ejército, la cual no recorrió 20 metros antes de quedar atascada en un lodazal.

Para la hilaridad las imágenes de un presidente convertido en un estorbo y objetivo de rescate en un operativo supervisado personalmente por el general secretario Crescencio Sandoval, dejando ver a López Obrador caminando titubeante para luego replanarse en el asiento del pasajero de la camioneta militar y con un gesto mustio de retrasado mental, presenciar las fallidas labores de rescate de una veintena de militares.

Se tuvo que bajar y sospechamos fue sacado del lodazal a papuchi, porque en fotos posteriores ya caminando sobre pavimento no se observa lodo en su calzado ni en su grotesco atuendo de talla extragrande, para luego repetirse la historia a bordo de una camioneta estaquitas que lo llevó hasta un helicóptero que lo regresó sano y salvo a su palacio luego de más de seis horas de incertidumbre, mientras miles de damnificados se encuentran en la indefensión.

Adolfo Salazar Razo.

Incomprensibles las decisiones tomadas por el presidente y los mandos militares y civiles responsables de atender situaciones como éstas. Viajar por tierra cuando se cuentan con sofisticados helicópteros que pueden volar hasta en condiciones más adversas; decirse incomunicados cuando se supone que la presidencia, las fuerzas armadas disponen de tecnología satelital, y si la decisión era viajar por tierra, donde quedaron los poderosos Humvees o los vehículos anfibios o con orugas que se exhiben en desfiles.

El caso es que, a más de 30 horas de la embestida de Otis, no se cuenta con una evaluación de daños particularmente en viviendas, porque hasta ahora el recuento es de daños en la zona hotelera y las instancias de gobierno se ocupan solo en justificar su displicencia días antes y después del impacto, dejando evidente la ausencia de protocolos de prevención de efectos de desastres naturales y sin capacidad para reacciones rápidas para el auxilio a damnificados.

Una buena noticia es la buena salud y seguridad de alrededor de 200 sonorenses asistentes a un congreso nacional de minería y turistas, atorados en Acapulco porque el aeropuerto sigue cerrado, y cuyo regreso a la entidad por tierra a lugares donde sí operen las aerolíneas, ya es operado por el mismo secretario de Gobierno, Adolfo Salazar Razo.

Y no podía saberse, porque ante el desastre ya salieron las convocatorias a la sociedad civil para promover donativos en apoyo a damnificados y al esfuerzo para reconstruir y reparar daños, así como alimentos no perecederos, medicamentos no caducos, enseres domésticos, ropa, calzado, agua en botellas, artículos y utensilios de limpieza y demás.

Luisa María Alcalde.

Lamentablemente persiste el lastre de la incredulidad sobre esos mecanismos de apoyo, particularmente cuando la convocatoria es de López Obrador y de MORENA, luego de lo ocurrido en el 2017, cuando timaron a la gente que aportó dinero a un fideicomiso para reconstruir viviendas dañadas por el sismo de septiembre de ese año y se robaron al menos 42 millones de pesos para aplicarlos en las campañas del 2018 y no se descarta que en esta ocasión hagan lo mismo.

Pues para eso estaba el FONDEN, para atender las necesidades de quienes pierdan todo o caso todo a causa de desastres naturales y que al momento de su eliminación contaba con casi 30 mil millones de pesos, según algunos, porque otros dicen que el monto ascendía a 68 mil millones de pesos, cuyo destino es desconocido, como así lo serán los 15 mil millones de pesos que les acaban de robar al Poder Judicial.

Ese mecanismo de auxilio en emergencias, fue suplido por un “seguro catastrófico” que tiene una cobertura de hasta cinco mil millones de pesos y un “bono catastrófico” por 485 millones de dólares, cuya disponibilidad está sujeta a si están vigentes, si se pagaron las primas y deducibles y sobre todo, si se supera la burocratizada Secretaría de Hacienda y si la titular de la SEGOB, Luisa María Alcalde se faja las faldillas y asume su responsabilidad ante este tipo de emergencias y deje de ser el florero del gabinete federal.

En fin, si López Obrador con su desatinado protagonismo quiso simular solidaridad y empatía ante afectados por Otis, pues francamente hizo el ridículo y evidenció su supina incompetencia, no faltando quienes le recomienden mantenerse en lo suyo que no es otra cosa que las mañaneras y luego vegetar de lunes a viernes, y los fines de semana hacer paseos por diversos estados y regiones del país para solazarse de los paisajes y su gastronomía.

Omar del Valle C.

Y en todo esto, todo indica que Otis agarró a la gobernadora de Guerrero, Evelyn Salgado en algún lugar del extranjero; primero se excusó de inaugurar el encuentro minero párrafos arriba aludido y a casi 40 horas del golpe del huracán contra Acapulco, sólo se sabe de ella por media docena de tuits y una llamada telefónica a la mañanera, sin que aparezca una foto como prueba de estar en Guerrero.

Como sea, resulta decepcionante una vez más ver a López Obrador en una faramalla como estrategia distractora a la marranada perpetrada contra los encargados de impartir justicia en este país y ordenada por él a sus lacayos en el Senado de la República.

Por lo demás, a este reportero también sorprendió las declaraciones del titular de la SIDUR, Omar del Valle Colosio respecto a que será hasta diciembre próximo cuando se lance la licitación para rehabilitar el lado oriente del parque recreativo La Sauceda, cuando desde hace más de un año se anunció una inversión de 27 millones de pesos para tal fin, previéndose su conclusión en la fecha cuando a penas se van a licitar esas obras.

O sea, convertir ese espacio en el Chapultepec de Hermosillo; construir un parque lineal desde La Victoria e integrar a ese parque de diversiones 170 hectáreas de la Sauceda, objetivos espectaculares anunciados por el mismo gobernador Alfonso Durazo Montaño, ni siquiera ha comenzado, vamos, ni siquiera se tiene el proyecto de la primera etapa, y todavía se atreven a anunciar la incorporación de dichos espacios a la pretendida urbanización del vaso de la presa Abelardo L. Rodríguez.

Construyen el FAM.

Lo que son las cosas: a principios de octubre del año pasado, más o menos en las mismas fechas del anuncio de iniciar la rehabilitación de La Sauceda por Durazo Montaño, el presidente municipal de Hermosillo, Antonio Astiazarán Gutiérrez anunció que, con una inversión de 30 millones de pesos se rescatarían espacios deportivos y de convivencia familiar del área conocida como El Cárcamo, ahí pegadito a la Sauceda, obras que ya terminadas se pusieron a disposición de los hermosillenses a principios de marzo de este año.

Y siguen los trabajos y la formulación de propuestas de acuerdo entre el PRI, el PAN y el PRD entre integrantes de la mesa Coordinadora en Sonora para construir el Frente Amplio por México y estar listos para la precampaña presidencial de Xóchitl Gálvez.

Este jueves hubo reunión con cafecito de por medio en desayunadero capitalino de Rogelio Díaz Brown, Gildardo Real y Joel Ramírez, quienes aseguraron a través de una red social estar precisando los detalles para la próxima visita a sonora de la política hidalguense, que se supone será antes del 20 de noviembre, previo al inicio de las precampañas. Y faltaría saber si tales reuniones también se hacen en privado y sin protagonismos mediáticos, que en donde suponemos ocurren las cosas más importantes, sin que tengamos idea de qué la juega el padrecista Eduardo Romero en ese tema.

Comentarios