Defensa

440
0
300x50
Capturadepantalla2023-02-13alas213814
Capturadepantalla2023-02-13alas214531
Capturadepantalla2022-09-12alas043937
Capturadepantalla2023-02-13alas215907
Capturadepantalla2023-02-13alas220711
previous arrow
next arrow

Entretelones
Samuel Valenzuela

Samuel Valenzuela

Por instrucción, por acuerdo común estratégico o por iniciativa personal solidaria, resulta evidente la ansiosa defensa emprendida por los altos estratos de instancias de gobierno de la 4T, al presidente Andrés Manuel López Obrador, para deslindarlo de las torpezas, omisiones e incompetencias, ante los devastadores efectos del huracán Otis en el estado de Guerrero.

Resulta incuestionable, López Obrador, su gabinete, el gobierno de Guerrero y el ayuntamiento de Acapulco, no estuvieron a la altura, antes, durante y no lo han estado todos estos días desde el impacto del monstruoso fenómeno natural y ahí están miles de testimonios sobre la caótica situación prevaleciente, con apoyos sin llegar a muchas comunidades rurales y sectores aislados de la mancha urbana de Acapulco.

Tratan de lavar la honra de AMLO.

Los reportes de medios de comunicación y la dispersión de información a través de redes sociales por particulares, han dejado muy mal parado al presidente: su fallida incursión atascada entre el lodo; la lenta respuesta y luego la insuficiente respuesta; las obvias intenciones propagandísticas como prioridad antes de atender a damnificados.

También la estúpida prohibición a organizaciones de la sociedad civil de participar en labores de auxilio; declaraciones y decisiones enajenadas y propias de idiotas, han abonado no solo a mayores sufrimientos de miles de familias, si no también han metido a los cuatroteros de regular nivel para arriba, en la esforzada tarea de lavar la maltrecha honra del mandatario federal, eso sí, apoyados por las granjas de bots que desde el anonimato realizan su inocua chamba.

Pues nobleza y lealtad obliga, porque a la defensa de la maltrecha honra presidencial, se sumó nuestro gobernador Alfonso Durazo Montaño, quien hasta adelantó su conferencia de los martes para empatar con similares esfuerzos en el resto del país y lo mejor de todo, es que no incurrió en la chabacanería y ridiculez de la gobernadora de Guerrero Evelyn Salgado de organizar y subir a redes una porra dedicada al austero residente de Palacio Nacional.

Sabe si a estas alturas sirva de algo, pero si en serio quieren restituir la imagen del mandatario nacional, liderazgos cuatroteros deberían seguir el ejemplo del gobernador de Sonora y sustentar con datos concretos e históricos respecto al actuar de López Obrador en otras calamidades y no perderse en atacar a críticos con estupideces desde el anonimato, dispersando información falsa sobre la “excelencia” del operativo Acapulco o con estulticias como la organizada por la hija del violador.

Alfonso Durazo Montaño.

Como sea, muy ilustrativa e informativa la conferencia de prensa del mandatario estatal, que en todo caso solo podríamos cuestionar las pendejadas que con pretensiones de contextualizar hizo y siempre hace impresentable y repelente sujeto y otro por el estilo con un gobernador que no requiere de tales estulticias para posicionar su activismo como integrante del alto mando de MORENA en el país.

Como era previsible, en su encuentro con medios de comunicación, Durazo Montaño informó de forma muy amplia de los resultados de su gira de trabajo por Bélgica llevando la bandera de las oportunidades de inversión que ofrece el Plan Sonora de Energía Sostenible y la posibilidad de que dicha estrategia sea la plataforma del relanzamiento del puerto de Guaymas, cuyo potencial es nada más y nada menos convertirse en un puerto similar al de Los Ángeles.

Detalló los contenidos y resultados de las tantas reuniones sostenidas con lo más representativo que conduce el desarrollo económico de la Unión Europea en materia del transporte marino y alternativas para acceder a millonarios recursos financieros disponibles por Global Gateway aplicables en la transformación del puerto guaymense.

Es un altero así de datos expuestos por el mandatario estatal y por el titular de la CODESO, Francisco Acuña Méndez , en el marco de una perspectiva bastante luminosa y fantástica que obviamente lo entusiasma sobremanera y por ello sube la apuesta en dicha estrategia, ya considerada como el tronco de en medio del desarrollo de la entidad para los próximos años.

Francisco Acuña Méndez.

De regreso a los efectos del huracán Otis en el estado de Guerrero, tocó al secretario de Gobierno, Adolfo Salazar Razo diseccionar todo lo relativo a la gestión para regresar sana y salva la delegación Sonora sobreviviente de la embestida del meteoro, así como de los resultados de la recolección de donativos en los centros de acopio instalados en todos los municipios de la entidad.

Por lo visto, no hubo bajas entre visitantes sonorenses a causa de Otis y ya se encuentran en la entidad, en tanto que están por llegar al devastado puerto guerrerense dos tráileres llegan con 5 mil kits de limpieza y despensas.

También se informó que ya se encuentra bajo control y se aplican todas las medidas sanitarias para evitar se extienda la influenza aviar luego del brote en una granja en el municipio de Cajeme, además de reconocer la grave baja en los niveles de agua en el sistema de presas de la entidad, que obligará a rediseñar el programa de siembras y recortar superficies para segundos cultivos.

La titular de la Sagarhpa, Fátima Rodríguez aseguró se han tomado todas las medidas sanitarias para aislar el contagio, incluido el sacrificio de 15 mil gallinas y su incineración, con inspecciones a la redonda sin detectarse casos en granjas avícolas aledañas.

Respeto a su propuesta de presupuesto de su gobierno para el año próximo, reiteró que está en proceso de formulación para presentarla a más tardar el 15 de noviembre, con el objetivo de que el gasto no supere a los ingresos; será ponderado, austero y equilibrado, manteniendo como prioridades programas sociales como las becas estudiantiles, combate al hambre y la pobreza, transporte, vivienda, seguridad y justicia.

Adolfo Salazar Razo.

Nos dio mucho gusto saludar al mandatario estatal, con ganas de atisbar esa posibilidad de reencontrar coincidencias como aquellas durante el proceso electoral del 2006, aunque sabemos que las condiciones son distintas, porque una cosa es que antes era un destacado opositor y otra como ahora estar al otro lado de la barra.

Mientras tanto, no diremos nombres porque no los sabemos completos, pero nos pareció sumamente aleccionador y fenómeno explicativo de lo que ocurre en el ánimo popular que se mantiene positivo en torno a la gestión de López Obrador a pesar de tantos desbarres y erratas.

Hace unos días estalló conflicto en un sindicatito de los tres –creemos—que representa a trabajadores del ISSSTESON, toda vez la denuncia de malos manejos de cuotas de integrantes de dicho gremio por el dirigente, realizada por los mismos integrantes de su comité directivo e interpuesta ante la dirección general ocupada por Froylán Gámez Gamboa como representante de la patronal y al órgano de control interno del organismo.

Ese sindicatito nació entre la euforia chaira del arribo de Durazo Montaño a la gubernatura y promovido por el chivito en cristalería y primer titular en la presente administración, y no van a creer lo ocurrido durante la destemplada asamblea llevada a cabo en donde se presentaron todas las pruebas que exhiben las trapacerías del dirigente sindical.

Pues la mayoría de la asistencia no solo respaldó con todo al ratero, si no que éste destituyó a todo su comité directivo y ya para “cuidar formas”, renunció a su “liderazgo”, no sin antes integrar una nueva directiva con todo y secretario general a su gusto y semejanza, en medio de la algarabía de la mayoría de la asamblea y sorpresa del sector en rebeldía.

Froylán Gámez G.

Ese fenómeno puede encuadrar perfectamente en el síndrome de Estocolmo, fenómeno paradójico en el cual la víctima o las víctimas desarrollan un vínculo positivo hacia su captor o captores como respuesta al trauma del cautiverio, lo cual se aplica en casos de secuestro, violencia de pareja, abuso sexual o esclavitud, así como por conveniencias oportunistas e ignorancia.

Solo así se entiende la sujeción que mantiene López Obrador en amplios sectores de las clases bajas de este país, a pesar de sus evidentes incompetencias y sobre todo, los fatales resultados de éstas en materia de seguridad pública, salud, desarrollo económico y ahora, en la gestión para atender desastres naturales, aunque como se sabe, ya hay formas para revertir tal síndrome y restituir la dignidad de las víctimas para que no sigan adorando a sus victimarios.

Es que, de regreso al inicio de este despacho, no les está resultando la estrategia de defensa emprendida para deslindar a López Obrador de la tardía y mala respuesta al huracán Otis de parte de las instancias de su administración; las realidades están a la vista y el desastre es monumental, se incrementa el número de muertos y la ayuda sigue sin llegar a la mayoría de las comunidades afectadas.

No les ha funcionado el golpeteo en contra de medios de comunicación abocados en reportar hechos y testimonios, resultando otra estupidez el que López Obrador cuestione el porqué sus críticos no mencionan los saldos fatales por el huracán Catrina en Nuevo Orleans o de Paulina en el mismo Acapulco, en donde hubo muchos muertos. “porqué no lo hacen eh, eh, eh”, preguntó al subrayar que solo se dediquen a los efectos de Otis. Pues no se hace ahora porque no viene al caso, y cuando fue al caso, por supuesto que los medios de comunicación hicieron las coberturas correspondientes.

Comentarios