Slider

El Jerusalem Post destacó que no es un crimen “pasional” como lo califican las investigaciones de las autoridades de la Ciudad de México, sino se trató de una traición al crimen organizado

El periódico israelí The Jesusalem Post identificó como dos de los más buscados a los israelís Alon Azulay y Jony Ben, quienes fueron privados de la vida el día de ayer en la Plaza Artz Pedregal en el sur de la Ciudad de México.

En la publicación del medio narra que los “infames criminales” fueron asesinados en una cafetería.

“Una pareja estaba sentada en la mesa adyacente. Después de que los hombres ordenaron sus bebidas, el hombre y la mujer se levantaron de su mesa, se acercaron a los israelíes y uno de ellos disparó”.

El Jerusalem Post destacó que no es un crimen “pasional” como lo califican las investigaciones de las autoridades de la Ciudad de México, sino se trató de una traición al crimen organizado.

“La mujer contó a los investigadores que disparó a los israelíes por traición y deseo”.

También el Canal 12 de Israel detalló que lsa víctimas tenían aproximadamente 40 años de edad y provienen de Bat Yam y Tel Aviv.

Otro dato que brindó el medio internacional fue que uno de los nombres de los asesinados es Ben Sutji, un dato que no dieron los informes de investigaciones mexicanas; explicaron que Ben Sutji “es un delincuente que fue deliberado de las cárceles israelíes hace unos seis meses. Cuando se dio cuenta de que la policía estaba siguiendo, se mudó a México, probablemente porque tenía una novia allí. En 2001, huyó de Israel con Erez Akrishevsky, quien fue extraditado a Israel hace dos días desde México. Ambos han cumplido penas de prisión por asesinato”.

Entre las pertenencias de Azucaly Alon y Jony Ben se hallaron permisos para laborar en México, mismos que se vencerían en 2022. 

Por su parte, la Procuraduría General de Justicia continúa con las investigaciones para saber el verdadero móvil del crimen, donde está involucrada la asesina material, identificada como Esperanza Gutiérrez Rojano. 

Cabe recordar que una vez cometido el asesinato, la mujer y sus cómplices huyeron, pero ella no alcanzó a subirse al auto que les esperaba para escapar y tras aventar el arma que utilizó para cometer el crimen, se fugó sobre la avenida Periférico Sur, sin embargo, metros adelante fue arrestada. 

En sus primeras declaraciones, la mujer aseguró que el arma la compró en la alcaldía Tláhuac y que le había costado 7 mil pesos; dentro de las próximas horas se definirá su situación jurídica.

En tanto, los cuerpos de los sujetos de nacionalidad Israelita permanecen en el Instituto de Ciencias Forenses (Incifo), en espera de que probablemente sean repatriados a su país de origen.

24 HORAS

Comentarios