Protegen federales a mineras y descuidan a sociedad

133
0
Slider

CRITICA 

GASPAR NAVARRO 

Protegen federales a mineras y descuidan a sociedad 

La región de Caborca vive horrorizada con el narco terror por retenes, ponchado de llantas, asaltos y asesinatos que han quedado impunes, pero el gobierno federal en lugar de reforzar la seguridad de la sociedad anunció la creación de una “Policía Minera” para cuidar los yacimientos y el transporte de oro. 

Ni el escándalo nacional e internacional por el despojo a una familia estadounidense de un pick up y una batanga portando tres cuatrimotos, ni tampoco el asalto e incendio de trailers, así como viajeros baleados, fue suficiente para que el gobierno federal reforzara las medidas de seguridad de la sociedad en general en el desierto de Caborca y la región de Puerto Peñasco. Prefirió extremar la seguridad en los complejos mineros. 

Para poner en marcha la “Policía Minera” en Sonora que estará integrada por 120 elementos estuvo el pasado domingo en Caborca, el ex panista Manuel de Jesús Espino Barrientos, designado por Alfonso Durazo Montaño, como comandante en jefe del Servicio de Protección Federal de la Secretaría de Seguridad Pública nacional. 

El evento protocolario se realizó en las instalaciones de la mina La Herradura, en el municipio de Caborca, para la presentación de los elementos preventivos federales responsables de mantener la vigilancia, el orden y el estado de derecho dentro, fuera y alrededores de las instalaciones mineras. 

“Invariablemente, los robos de oro y plata han sido dirigidos contra el patrimonio de las minas La Herradura y Noche Buena, operadas en la región de Puerto Peñasco y Caborca por Penmont México, subsidiaria de la canadiense Fresnillo PLC, propiedad de Grupo Industrial Peñoles de Alberto Bailleres Gonzales”, reportó el portal Dossier Político como parte del reportaje de Fernando Gutiérrez, sobre la puesta en marcha de la Policía Minera en esa región de Sonora. 

A las mineras lo que les sobra es lana, y podrían pagar su protección privada, sin necesidad de que el gobierno federal descuide a la sociedad creando una fuerza especial policial para cuidar las minas.

Y mientras que el gobierno federal se desvive por proteger en extremo las millonarias inversiones mineras en su mayoría extranjeras, de manera incongruente descuidan la seguridad de la sociedad en general en esa región del desierto de Caborca, Altar y Puerto Peñasco que son víctimas del crimen organizado. 

La violencia no frena en la región de Caborca a pesar de los anuncios de supuestos operativos especiales de los tres niveles de gobierno luego de que una familia de turistas de Estados Unidos fue despojada de su pick up y tres cuatrimotos cuando transitaban por brechas, y todavía este lunes circuló en redes sociales la denuncia de traileros de que son asaltados por grupos de narcos, por lo que evitan circular de noche, mientras que los turistas gringos y connacionales que vienen a Hermosillo o al sur de Sonora prefieren tomar la ruta por la frontera de Estados Unidos y bajar por Nogales o por la zona serrana para sacarle la vuelta al desierto caborquense infestado por el crimen organizado. 

Trascendió ayer que casi 100 tractocamiones decidieron pernoctar dentro de los sitios seguros de Sonoyta, por el temor de ser asaltados, luego que a varios choferes los obligaron a bajar la carga en la carretera y bloquear la rua con la caja, como se vio en los videos en redes sociales. 

El fin de semana, un ataque armado ocurrido en Pitiquito a una familia que viajaba en su automóvil dejó como resultado una mujer fallecida, quien quedó a bordo del vehículo en el que se trasladaba a recibir atención médica. 

No solo Caborca está que arde por la narco violencia, pues en Hermosillo y el sur de Sonora persisten las ejecuciones. En la capital a diario ejecutan de una a dos personas al parecer por ajustes de cuentas, mientras que en Empalme un elemento activo de la Marina de la Estación Aeronaval en Guaymas y su acompañante fueron atacados a balazos cuando circulaban en un vehículo en la rielera ciudad. Ambos heridos, se trasladaron a la Cruz Roja para pedir ayuda, y al subir el marino a una ambulancia, fue ultimado por sicarios que viajaban en una moto. 

Por todo lo anterior, y lo que se ha vivido en estos sangrientos dos años del incapaz gobierno federal en municipios de Sonora que ya figuran en el ranking mundial por ciudades más peligrosas, llama la atención la incongruencia de crear la Policía Minera para proteger las inversiones de empresas mineras dejando desprotegida al resto de la sociedad como si fueran ciudadanos de segunda. Poderoso Señor es Don Dinero. 

PIERDEN FUERZA MORENA Y LOPEZ OBRADOR 

Ni la popularidad de López Obrador que a pesar de todos los errores y recortes se mantenía en 62 por ciento, ni la detención del ex titular de la Sedena, general Cienfuegos, fueron suficientes para que Morena venciera al PRI en los comicios de Coahuila e Hidalgo, por lo que ese resultado y resurrección del PRI levantó el optimismo de los tricolores en Sonora de que sí se puede vencer al partido presidencial y a sus candidatos, quienes en el 2018 arrasaron con todo. 

Pero hay que ser realistas, Sonora no es el bastión priísta de Coahuila e Hidalgo, por lo que no se puede cantar victoria, pero el PRI y sus aliados podrían dar el campanazo en esta entidad reteniendo la gubernatura y recuperar alcaldías y hasta las diputaciones locales y federales, por el trabajo de la gobernadora Claudia Pavlovich, por la designación de un excelente candidato como lo es Ernesto Gándara Camou, y por el mal trabajo en algunos municipios gobernados por Morena, como son Nogales, Cajeme, Navojoa y Guaymas. 

Ya en el 2018 se vio que se podía haber vencido a Morena en Sonora a pesar de la ola de López Obrador, como lo demostraron los candidatos panistas a las alcaldías de Puerto Peñasco y Huatabampo, que salieron triunfantes, así como los abanderados tricolores en 45 municipios serranos. La cuestión es mantener la unidad del priismo y la designación de buenos candidatos cercanos a la gente, y no por decisiones cupulares. (g_navarro_ruiz@hotmail.com)

Comentarios