Se desgaja la Naranja Ciudadana

83
0
Slider

CRITICA 

GASPAR NAVARRO 

Se desgaja la Naranja Ciudadana 

Luego de que desde la dirigencia nacional de Movimiento Ciudadano sentaron a la diputada local María Dolores del Río Sánchez, al no dejarla participar como su candidata a la gubernatura de Sonora, se empiezan a notar brotes de inconformidad con las deserciones de personajes en esa organización política, que es muy posible tiendan a aumentar para darle el tiro de gracia a ese incipiente partido en Sonora. 

Apenas el martes a través de Twitter el ex presidente del Instituto Estatal Electoral de Sonora, Francisco Javier Zavala Segura, anunció su renuncia al Movimiento Ciudadano y a su militancia por estar en desacuerdo con las recientes decisiones y el proyecto político en la entidad de la dirigencia nacional. 

Zavala Segura, informó en su cuenta de Twitter lo siguiente: “Después de cinco años de asesor jurídico y electoral de Movimiento Ciudadano en Sonora, me separo del mismo por no coincidir con el proyecto político que lo encabeza, ni compartir sus decisiones. La lealtad, congruencia y dignidad son principios elementales, y siempre hay que luchar por ellos”. 

“Éxito en los nuevos proyectos”, le respondió Rosa Elena Trujillo, parte importante del Movimiento Ciudadano y colaboradora cercana de María Dolores del Río, quien incluso la impulsaba para la candidatura a la alcaldía de Hermosillo para el 2021. A como están las cosas, Rosa Elena Trujillo, se quedará con las ganas de ser candidata, y es posible que siga los pasos de Zavala Segura y muchos más en el Movimiento Naranja. 

Desde luego que la renuncia de Zavala Segura es en solidaridad con la diputada María Dolores del Río, quien fue agraviada por el dueño del partido Movimiento Ciudadano, Dante Delgado, al otorgarle la candidatura a la gubernatura al ex alcalde cajemense Ricardo Bours Castelo, sin importar el trabajo de la ex alcaldesa panista para construir de las cenizas al Movimiento Ciudadano en Sonora, hacerlo competitivo y ponerlo como una buena opción de cambio en Sonora. 

De igual forma, la fuga en Movimiento Ciudadano en Sonora sigue al anunciar su renuncia al MC, Jesús Antonio Madrid Del Río, hijo de María Dolores del Río, quien tenía cinco años de militancia y en el 2018  fue candidato de ese partido a la diputación por el XII distrito local en Hermosillo. 

“Acabo de presentar mi renuncia a mi militancia en Movimiento Ciudadano, así como a mi participación en la Coordinadora Estatal Ciudadana de este instituto. Hace 5 años que empujamos la construcción de un proyecto que me hacía participar con entusiasmo, pasión y entrega, donde sentía que estábamos logrando cosas verdaderamente chingonas. Hoy dejo de coincidir con la visión y la gente que encabeza el proyecto en MC y por congruencia personal decido retirarme”, texteó en redes sociales el Chuy Madrid. 

El Chuy Madrid Del Río, está relacionado con la actividad cultural, y fue candidato a la diputación local en el pasado proceso electoral, en el que su madre María Dolores Del Río, estaba en la primera posición para la diputación plurinominal, misma que actualmente ocupa en el Congreso del Estado. 

Personajes cercanos a Morena han comentado de la posibilidad de que tanto Zavala segura como el Chuy Madrid, se incorporen a Morena, y que con ello le abran la puerta a la ex dirigente del MC en Sonora, María Dolores del Río Sánchez, y de todos sus ex colaboradores y simpatizantes en el Movimiento Ciudadano. 

A como están las cosas, hasta el actual dirigente del MC en Sonora, ex diputado Carlos León García, podría también tirarles con la chamba, pues está muy identificado con la Lola del Río, quien le heredó la silla, y porque además está de puro membrete ya que en la pasada visita a Sonora del dirigente nacional del Movimiento Naranja, Dante Delgado, dejó muy claro que el candidato de su partido a la gubernatura será Ricardo Bours, quien además será el coordinador de la estructura de esa organización política en este proceso electoral, dejando al Charly nomás de adorno. 

EXHORTA SARA VALLE A NO VISITAR GUAYMAS 

Parecería incongruente que un gobierno solicitara que no visitaran su municipio o entidad generando perdidas de millonarios ingresos más cuando es un centro turístico internacional como Guaymas, pero no lo es en tiempos de la pandemia en que se necesita blindar los municipios y entidades para evitar que crezcan los contagios. 

La alcaldesa de Guaymas, Sara Valle Dessens, hizo un llamado a no visitar Guaymas, sus playas y comunidades rurales en esta temporada de fin de año, a fin de contener el aumento de contagios de Covid-19 que se ha registrado en las últimas dos semanas y garantizar la salud de las personas. 

La presidenta municipal indicó que con esta medida se busca frenar la transmisión del virus que pueda poner al municipio en riesgo de una posible saturación hospitalarias, así como volver a cerrar las actividades comerciales que afectaría de manera drástica la economía de los guaymenses. 

“Nosotros vivimos en buena parte del turismo, de la gente que nos visita en carnaval, de la gente que nos visita en Semana Santa y en diciembre, vivimos mucho de eso y es muy duro hacer este llamado, me siento mal de hacer este tipo de llamado de decirle a la gente que no nos visite, pero es una medida para protegernos”, expresó.  

Bueno, no es una prohibición sino un exhorto para que no visiten Guaymas, por lo que los hoteleros y restaurantes  tienen un respiro porque en este mes es cuando hermosillenses y de otros municipios tienen contratados sus servicios para bodas y posadas, aunque con aforo regulado, dejan grandes ganancias a ese sector azotado por la pandemia. 

Hasta eso que la instalación de retenes policiacos en San Carlos, Nuevo Guaymas, ahuyentó a muchos visitantes sobre todo jóvenes de Hermosillo que convertían a ese centro turístico en Sodoma y Gomorra.  

Pero además de los filtros anti alcohol y las altas multas, la ola de violencia con ejecutados y levantones han sido las causas de la ausencia de los visitantes, no tanto el temor a la pandemia, pues le tienen más miedo a un policía o a un narco que al Coronavirus.  

Hace meses cuando estaba más dura la pandemia en algunos pueblos serranos se ponían retenes para reservar el derecho de admisión a los fuereños o paisanos, por temor a que fueran portadores del virus. Después se relajaron las medidas y ahora con en rebrote podría ser que las hayan reimplantado para garantizar la salud de sus habitantes. (g_navarro_ruiz@hotmail.com)

Comentarios