[smartslider3 slider="3"]

El que persevera alcanza, dice el dicho, y en el caso de Adolfo Salazar Razo tenía más de dos años picando piedra macizo para llegar a la dirigencia estatal de Morena en Sonora, lo cual finalmente sucedió al renunciar Jacobo Mendoza, quien anunció su intención de ir por la candidatura a un distrito local en Hermosillo.

Jacobo presumió, en su despedida de la presidencia del partido, los éxitos electorales de 2018, donde Morena barrió en las urnas llevándose casi el carro completo, además de la consolidación de comités municipales y distritales en todo el estado, lo que deja un partido fuerte y posicionado como primera fuerza política en el estado.

Adolfo es un joven serio y entregado al trabajo; de hecho, como vocero ya venía realizando labores de presidente y se le vio recorriendo el estado sumando fuerzas desde San Luis hasta Álamos.

Como dirigente, el reto que tiene por delante es enorme, pues tendrá que sacar la tarea de refrendar los triunfos del 2018, ya sin AMLO en la boleta, con la carga negativa de algunos alcaldes que han resultado un fiasco y se han visto involucrad@s en escándalos poco edificantes, y con la beligerancia de las tribus que ya probaron el poder y les gustó.

Adolfo tendrá que armar un buen equipo y de entrada ha comenzado bien, llevándose consigo a un abogado experto en temas electorales, que estuvo como asesor de la bancada en el Congreso local, y a quien Alfonso Durazo le dio la responsabilidad de la representación del partido en el INE desde 2017 y después en el IEE.

Se trata de Jesús Antonio Gutiérrez Gastélum, quien asumirá como jurídico al lado de Salazar Razo, dejando un hueco difícil de llenar en el IEE, pues su lugar lo ocupará Darbé López Mendívil, también abogado pero sin experiencia en temas electorales.

Darbé fue director jurídico de Agua de Hermosillo en el trienio de Alejandro López Caballero y tiene especialidades en materia comercial, civil y amparo, pero no en materia electoral. Eso sí, es un kamikaze de la 4T y eso de algo le ha de servir.

II

Se podrá estar o no de acuerdo con la candidatura de Ernesto ‘El Borrego’ Gándara, pero la troleadora lectora, el hackeador lector coincidirán es que entre los candidatos a la gubernatura es el que con mayor mesura y comedimiento ha manejado sus redes sociales.

No es casual, su personalidad afable así ha sido siempre, excepción hecha de aquellas veces que se encabronó porque lo ‘sentaron’, pero incluso en esos aciagos momentos, no perdió la calma.

Por eso extrañó tanto que ayer, Twitter le suspendiera la cuenta, un hecho que sólo puede explicarse a partir de un ataque masivo de trolls y bots, o denuncias masivas que sólo pueden operarse a partir de una red bien organizada en todo el país para ese y otros efectos: crear tendencias, promover HT, trolear a discreción o tumbar cuentas, como ha sucedido con frecuencia en los últimos años, especialmente con algunas cuentas adversas al lópezobradorismo.

Se sabe que en Morena hay un equipo local para operar campañas negras (como seguramente los hay también en los equipos de otros candidatos) pero no tienen la capacidad para una lanzada como la que terminó por ‘tumbar’ la cuenta de El Borrego, que por cierto fue reestablecida horas después.

La cosa parece venir de más arriba, de la llamada Red AMLO, un muy buen estructurado y organizado aparato de propaganda e inferencia que fue clave en la campaña 2018 y lo sigue siendo ya en el gobierno, ahora con mayores recursos.

De hecho, se señala a Daniel Tovar, coordinador del equipo de trabajo de comunicación digital del gobierno, como uno de los cerebros de esa red. Opera desde un chat desde el que ordena la promoción de hashtags para apuntalar políticas, discursos y personajes, o descalificarlos según sea el caso.

En el chat, donde participan funcionarios públicos, dirigentes partidistas y medios aliados a la 4T, se replican los mensajes masivamente en redes sociales, señaladamente en Twitter y Facebook.

El laboratorio de investigación Signa_Lab, del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (Iteso, con sede en Guadalajara) documentó el año pasado la forma en que a través de esa red se manipula la conversación pública mediante cuentas automatizadas (aunque también reales y voluntarias), se difunden fake news, se refuerzan los mensajes oficiales o se hace escarnio hasta la infamia, de opositores al gobierno.

Esto es algo que se ve todos los días, y -hay que apuntarlo-, no sólo desde el gobierno federal operan redes de este tipo. La oposición también cuenta con ellas y sus choques son notables cotidianamente en la conversación en redes sociales.

En el plano local no parece haber cuadros con la experiencia y capacidad para operar una estrategia que hubiera derivado en la suspensión de la cuenta de ‘El Borrego’, pero sí enlaces que quizás hicieron su primera prueba con miras a lo que viene en materia de combate cibernético y campañas negras, que usualmente van de la mano en temporada electoral.

Una fuente desde la Ciudad de México apunta a que ese enlace pudiera ser el delegado del CEN de Morena en Sonora, Jesús Valencia, que fue pillado en prácticas similares cuando ocupó la delegación de Iztapalapa.

Lo cierto es que apenas fue suspendida la cuenta, comenzaron a circular capturas de pantalla ‘fakes’, fechadas en diciembre del año pasado, en las que supuestamente ‘El Borrego’ daba la bienvenida a su equipo a personajes como Teresa Lizárraga, la ex directora del Isssteson en el sexenio de Guillermo Padrés.

También hubo otro tuit en el que hacía lo mismo con Rebeca Villanueva, lideresa de los ‘Malnacidos’, aquel movimiento contra la tenencia disfrazada, también en tiempos del padrecismo.

Las supuestas capturas de pantalla comenzaron a rolar desde cuentas y chats afines a Morena-Sonora.

Es claro que las campañas de este año, por los avances tecnológicos, pero sobre todo por la pandemia, tendrán como el principal campo de batalla a las redes sociales, y lo que sucedió tiene todas las características de una prueba, así que ya podemos imaginar lo que veremos una vez que se intensifique la guerra electoral.

Lo cierto también es que, de acuerdo con los que entienden más de este tema, no es usual que una cuenta se recupere en menos de 24 horas. Para que esto haya sucedido se tuvieron que mover equipos internacionales. Eso significa que en el campo de batalla cibernético ‘El Borrego’ tampoco está desprotegido.

Y siendo así, no pasará mucho tiempo para saber de dónde provino el ataque. Ya veremos.

III

Se reporta a este espacio la directora del DIF Sonora, Karina Zárate para informar que en las próximas horas estará presentando su renuncia al cargo que desempeñó con diligencia durante más de cinco años.

Karina apareció en la lista de candidatos a una diputación local en Hermosillo por la alianza Va por Sonora y, preguntada al respecto sólo soltó una risilla misteriosa y no lo negó ni lo aceptó, pero dijo que renuncia al cargo en la fecha precisa para estar lista por lo que se ofrezca cuando salga la convocatoria. O sea, sí va.

También me puedes seguir en Twitter @Chaposoto

Visita www.elzancudo.com.mx

Comentarios