De justicias e injusticias en tiempos de la 4T sonorense

162
0
ban-20211115114526
Unknown-1
Capturadepantalla2021-05-12alas201515
previous arrow
next arrow

La carga que llevan las niñas que habitan las zonas rurales es demasiado pesada, tanto como la triple discriminación que las acompaña de por vida: son indígenas, son pobres y son… mujeres.

De vez en vez, los medios reportan algún caso de éxito en el que una de ellas logra un título universitario o destaca por su aporte en alguna rama de las ciencias o las humanidades, el deporte o el arte.

Pero esos casos suelen abonar solo al ‘echaleganismo’ aspiracional que se pierde como gota de agua en el arenal de pobreza y marginación que condena a la mayoría de la gente en las comunidades rurales a permanecer atada al surco y la hornilla por la falta de oportunidades, especialmente a las mujeres.

La iniciativa de la diputada busca garantizar en automático que toda hija de trabajadores del campo tenga en automático una beca que le permita su ingreso y permanencia en una carrera universitaria hasta obtener su título profesional.

Esta propuesta se complementa con otra presentada por la propia Natalia Rivera para reformar la ley del Sistema Integral para Erradicar el Ausentismo y la Deserción Escolar en Educación Básica y Media Superior, de manera que si una niña del campo deja la escuela, se activen las estructuras del sector educativo para que se reincorpore de inmediato.

Buen ‘timing’ de la diputada, porque hace unos días el gobernador Alfonso Durazo anunció un monto de mil 300 millones de pesos para apoyar a 140 mil niñas, niños y jóvenes estudiantes, 106 mil de ellos de preparatoria (96 mil) y universidad (diez mil).

La diputada está poniendo sobre la mesa el tema de los criterios para la asignación de estas becas, privilegiando a las niñas y jóvenes de las comunidades rurales, lo cual creo encontrará tierra fértil en la sensibilidad y el compromiso del gobernador con los más pobres.

II

Y ya que andamos por el Congreso del Estado, ha llegado el momento de que unos hagan sus maletas y otros preparen sus mejores galas. Llegó el momento del adiós y la bienvenida.

Al publicarse en el Boletín Oficial del gobierno del estado la reforma que entre otras cosas permite la reestructuración del aparato administrativo del Poder Legislativo, es muy probable que la próxima semana comiencen a darse los primeros cambios en los cargos directivos.

Esto no es un tema puramente administrativo sino de mucho y muy buen ejercicio de negociación política en el que la voz cantante la lleva el presidente de la Mesa Directiva, el morenista Jacobo Mendoza Ruiz, quien trae el tema desde el inicio de esta legislatura y lo ha cabildeado con los coordinadores parlamentarios de las otras bancadas.

Recordemos que en 2018 tras el triunfo electoral de Morena y sus aliados que les dio una mayoría poderosa en el Congreso se intentó hacer esos cambios, pero entre las ansias de comerse todo el pastel dejando fuera hasta a sus propios aliados, y el hecho de que la gubernatura estaba ocupada todavía por la priista Claudia Pavlovich, no solo congelaron las intenciones de relevar mandos directivos, sino que impulsaron una reforma para mantener las cosas como estaban.

La nueva realidad política emanada de las elecciones 2021 donde Morena y sus aliados repitieron la dosis y consiguieron de nueva cuenta una aplastante mayoría, pero además ganaron la gubernatura modificó sustancialmente la correlación de fuerzas y las condiciones de la negociación sobre este tema, de manera que la reforma de 2018 fue reformada (aunque suene a pleonasmo) y los relevos son inminentes.

Obviamente, se espera que los nuevos ocupantes de las principales oficinas administrativas del Congreso sean mayoritariamente hombres y mujeres afines al proyecto de la 4T en Sonora, lo cual trae locos de contento a quienes apostaron su resto por esa opción y nos los reportan mandando a la tintorería el mejor trajecito que tenían guardado desde hace tres años, o entallando el vestidito de mejor ver y apartando cita con la peinadora para lucir bien a la hora del ‘Sí, protesto’.

Lo cierto es que las negociaciones, contra lo que pudiera suponerse en el sentido de que serían sencillas, se han complicado en algunos casos, y en otros aparecen ya muy amarrados, aunque nadie debe hacer pandos los becerros.

Cebolla finamente picada

Alguien debería decirle al director del Isssteson, Jesús Manuel Acuña que las campañas terminaron días antes de la elección del 6 de junio y que, a menos que quiera pasar a la historia como el Gibrán Ramírez sonorense, tendrá que atemperar su belicosidad militante porque en su apasionamiento ya le dio por agarrarla contra cualquiera que según su animosidad no sea simpatizante de la causa cuatroteísta solo porque reclama derechos que la institución no puede atender, así sea por culpa de las administraciones anteriores.

El joven funcionario e integrante de la nueva genealogía del poder en Sonora le respondió de muy mal pelo a la hija de una derechohabiente del Isssteson a quien le cancelaron por tercera vez una cirugía de columna por falta de recursos para comprar lo que una intervención de ese tipo requiere.

El joven Acuña Méndez, quizás pensando que se trataba de alguna conservadora fifí neoliberal decidida a sabotear el proyecto transformador le respondió que no puede arreglar en 45 días el desmadre que le dejaron (así escribió) y que lo siente pero las cosas no funcionan así. Le recomendó además cuidar a su mamá los siguiente días, mientras “veré que se le opere lo antes posible”.

Ya después medio la quiso componer, pero de entrada creo que en su respuesta al señor Acuña Méndez le ganó el articulista militante que lleva dentro, antes que el servidor público que hoy le toca servir los tragos en esa barra que separa a los borrachos de los cantineros, dicho sea con todo respeto para los destinatarios de la metáfora.

La situación en el Isssteson, como en el resto de las dependencias gubernamentales es crítica, pero creo que en Harvard no imparten la materia de Sensibilidad I y II (o si la enseñan la reprobó) porque ni los conservadores prianistas se atrevieron a mandar con cajas tan destempladas a una joven que reclama atención para su madre enferma y desatendida.

Acuña Méndez está a nada de caer en esa confusión que llevó al doctor Bernardo Campillo, secretario de Salud en el gobierno de Guillermo Padrés, a declarar que si había pacientes acostados en los pasillos de los hospitales, es porque se tiraban al piso desde las camillas para hacerlo quedar mal. 

(Esa escuelita gana adeptos, ya ven que los regidores de Cajeme acusaron a los medios de fomentar el narcoterrorismo por documentar la sangrienta e incontenible ola de violencia en aquel municipio)

La joven de nombre Victoria Arellano escribió en su cuenta de Twitter que además de haberle pospuesto tres veces la cirugía a su maddre, ya van varias veces ésta “se cae y se esguinza, no puede más con el dolor. Los hago responsables de lo que le pase”.

Hasta allí cualquiera pensaría que Victoria es una enviada del conservadurismo y quizás por eso el funcionario respondió tan ‘golpeado’, pero luego la misma ciudadana escribió: “Ojalá Teresa Lizárraga, Guillermo Padrés, Enrique Claussen et al, pudieran devolver un poquitito de lo que se robaron para que se lleve a cabo esta cirugía y todas las que están pendientes”, con lo cual queda claro que sus motivaciones no tienen que ver con militancia alguna, sino con la angustia del abandono institucional a su madre enferma.

El punto es que el tema se complicó porque ya llegó hasta las comisiones estatal y nacional de Derechos Humanos y todo porque al señor Gibrán Acuña Méndez no le alcanzó el doctorado para entender la diferencia entre el activista militante que fue (y que evidentemente sigue siendo) y el servidor público que es (y que evidentemente aún no entra en funciones).

Igual y nada pasa porque el apellido pesa. Ni modo que el gobernador se atreva a llamarle la atención por sus desplantes. Se le seca la mano si se la levanta a la nueva dinastía del poder.

También me puedes seguir en Twitter @Chaposoto

Visita www.elzancudo.com.mx

Comentarios
Artículo anteriorEn Australia sacrificarán a 10 mil caballos salvajes para mantener equilibrio de ecosistema
Artículo siguienteEl horario de verano al parecer si ayuda dijo AMLO