Slider

Al buen entendedor pocas palabras, dice el refranero popular, pero como por rumbos de MORENA no abundan las entendederas, debió escucharse en chino el mensaje de su amo y señor, el presidente Andrés Manuel López Obrador, al reunirse con la gobernadora de Sonora, Claudia Pavlovich. 

Pero ese tuit presidencial debería ser suficiente para que recapacitaran en su atrabiliaria estrategia de confrontación y ruptura que mueve la campaña de Alfonso Durazo Montaño por la gubernatura, concentrado en la obsesión de subir al ring electoral a la mandataria sonorense, mediante provocaciones cotidianas, con la creencia de que el golpeteo le redituará votos. 

Y en esas andan también sus patéticos apóstoles desde Jacobo Mendoza para abajo, obviamente urgidos por jalar reflectores mediante reyertas mediáticas y escándalos declarativos, frente a una gobernadora serena, ecuánime y ocupada a hacer bien las cosas hasta el último día de su mandato, y sobre todo, procurando siempre mantener una relación institucional, respetuosa y constructiva con el Gobierno Federal concentrado en el accidental inquilino de Palacio Nacional, y a pesar de que en muchas de las veces no ha sido bien correspondida. 

Es de esperarse que la posición tuitera de López Obrador ante la mandataria estatal, quien además es presidenta de la Conferencia Nacional de Gobernadores, moje un poco la pólvora a esa caterva de pendencieros y le bajen algunas rayitas a su intolerancia y a sus ansias de convertir este proceso electoral en un pleito de callejón o de barra de cantina. 

Alfonso Durazo

Pero están tan tumbados de la tatema que nomás falta que, ante el posicionamiento presidencial, nomás falta que la representación legal de MORENA en Sonora interponga una denuncia ante autoridades electorales en contra de López Obrador por entrometerse en el proceso electoral de esta entidad, ya que obviamente fortalece al objetivo de su cizaña y a quien suponen que es el enemigo a vencer, tal como lo deja ver Durazo Montaño en sus frecuentes peroratas. 

Pues como ven, el enviado del centro es malo para escoger adversarios, ya que si le saca a la fortaleza de la candidatura de Ernesto Gándara Camou y se cuida de no hacer alusiones sobre él ni por descuido, se le ocurre ir contra la titular del Ejecutivo estatal mejor posicionada en todos los estados del país en rubros como rendición de cuentas, transparencia, honestidad, control de daños en materia económica y generación de empleos por efectos de la pandemia del Covid-19, así como mantener a la baja el índice de delitos patrimoniales. 

Que se den de santos los morenistas porque la gobernadora de Sonora no caerá en provocaciones y en todo caso dejará que los hechos hablen o que hable por ella el mismo amo y señor de quienes la atacan, con la posibilidad de que haya algún atisbo de inteligencia en Durazo y fauna de acompañamiento y con ello dejen de ofender la inteligencia de quienes asisten a sus reuniones que en los últimos años han sido tocados por la gestión incluyente y eficiente de la mandataria. 

Y no, el tuit presidencial no fue una manifestación diplomática ni simulada, si no que se trata simplemente de la opinión de alguien impresionado por la civilidad política, gestión constructiva y decencia de una mujer muy inteligente, que desde cualquier punto de vista apantalla y convence a quien no se caracteriza precisamente por serlo. 

Ernesto Gándara

La buena relación institucional entre el presidente y la gobernadora es una garantía de que están establecidas las bases para una transición sexenal sin problemas y que la derrota de MORENA el 6 de junio no afectará dicha interacción de alto nivel en los meses siguientes mientras “El Borrego” asume la gubernatura, no descartándose que ante ese resultado, Durazo Montaño rompa lanzas en contra de su promotor y dé otra explosiva demostración de deslealtad, tal como acostumbra. 

Como complemento a dicho escenario, vea Usted que los jaloneos internos para la definición de candidaturas en la Alianza Va Con Sonora es un juego de niños si se compara con el proceso de definiciones en MORENA, en donde expanistas, expadrecistas, expriistas y experredistas han convertido eso en un repelente mazacote que de entrada derivó en que no han podido pactar una alianza con el partido verde, el PT y el Panal en elecciones municipales y en 11 distritos electorales. 

A lo más que llegaron es a la postulación de Durazo como candidato común a la gubernatura, tal como fue registrado este día en el IEES, sin que tengamos la menor idea de cómo podrán conciliar la campaña estatal con las disputas por ayuntamientos y distritos locales donde no vayan juntos. 

La ven lo que ocurre en Hermosillo o Guaymas, en donde lo que parecía un procedimiento aterciopelado donde iban por camino seguro Célida López y Sara Valle por la reelección, esa ruta ya se plagó de baches, trampas, alcantarillas abiertas y drenajes colapsados, porque en el primer caso no pudieron evitar que Wendy Briceño y Roldolfo Lizárraga, se rebelaran a la decisión unipersonal de Durazo Montaño. 

Rodolfo Lizárraga desmiente declinación

Suponemos que la mejor posicionada para la contienda constitucional es la alcaldesa con aspiraciones reeleccionistas, toda vez su cultura panista que dispone en estos menesteres, además de contar con estrategas provenientes del blanquiazul que la hacen una enemiga de cuidado, pero la monotemática diputada federal trae en su entorno a un sector morenista muy importante que en este trienio fueron desplazados y no fueron tomados en cuenta por una administración filopanista y ajena a los preceptos de una izquierda que creyó ser representada por MORENA. 

En Guaymas, la nomenclatura morenista no haya la forma de sacar de la jugada, de desestimular, de hacer que renuncie Rodolfo Lizárraga a sus aspiraciones de ir por la alcaldía, con el fin de que le deje el camino libre a la corrupta e incompetente alcaldesa. 

Incluso, el miércoles circuló profusamente en redes sociales donde presuntamente el diputado local renunciaba a sus propósitos y cedía esa oportunidad a un empresario de nombre Carlos Villarreal Alvarado, lo cual de volada fue desmentido mediante un tuit donde ratifica su intención de ir por la alcaldía porteña, mientras la señora Valle tramitaba su registro como aspirante a la reelección. 

Como decíamos, este jueves hubo grilla por rumbos del Instituto Estatal Electoral de Sonora, ya que acudieron a sus instalaciones los dirigentes estatales de MORENA, Jacobo Mendoza; del PT, Ramón Flores; del Panal, Javier Ceballos, el del Verde Omar Ceballos, y como caponero de todos, el dirigente de facto del morenismo estatal, Adolfo Salazar, para registrar a su candidato común a la gubernatura, que no es otro que el multimentado Durazo, en el marco de un mazacote de chiquillada prianperredista, sin que tengamos idea de cómo el Panal puede ir en una alianza a pesar de ser su primera elección como partido estatal, registro que logró gracias al apoyo del PRI-Sonora. 

La chiquillada registra candidato

Como sea, es sabido que en los casos del verde y del panal –minúsculas a propósito—son partidos cuya brújula de la lealtad y compromiso siempre se orienta por el imán del oportunismo y la conveniencia en función de qué partido sea el dominante en la presidencia de la república, ya que sin ese poder de respaldo ni siquiera tendrían registro, en tanto que el PT, al menos hay que reconocer que se ha mantenido firme en torno al proyecto lopezobradorista, lo cual también le ha permitido mantener su registro como partido. 

A propósito de oportunistas y convenencieros, se había tardado el junior David Alfaro en dar el chaquetazo y darse a la fuga del PRI, luego que por la influencia de su daddy José Encarnación Alfaro, mejor conocido como “El Pepechón”, por muchos años disfruto de diversas posiciones en la nomenclatura nacional del tricolor. 

Irma Terán y pepechoncito

Este ,miércoles circuló un mensaje dirigido a sus otrora compañeros de partido, a quienes les receta una patética perorata para justificar que se fue a buscar nuevos aires al PES, en el marco de otra balona que le hace su señor padre ante el manda más de ese partido en Sonora el Mijito Terán, quien ya de plano arrebató esa estructura a personajes de la talla del Mata perros y del diputado Jesús Alonso Montes Piña, sin que tal cosa tenga mayor relevancia, ya que no hay que descartar que en un par de años el de Agua Prieta regrese al PRI sin mayores problemas junto a su hija Irma Terán y de su ahora ahijado David Alfaro. 

Es posible considerar que la fuga de pepechoncito al PES se debe a que se pretende ubicarlo en privilegiado lugar en la lista plurinominal local de ese partido, obsesión que por muchos martirizó al citado cuando militaba en el PRI y que no logró porque simplemente nunca hizo trabajo a nivel estatal.

Comentarios