Sonora, líder industrial en la frontera, pero…

163
0
Capturadepantalla2022-09-12alas043937
Capturadepantalla2022-09-12alas043937
previous arrow
next arrow

De acuerdo al indicador mensual de la actividad industrial que publica el Inegi, Sonora avanzó 3.7% durante el mes de abril de este año colocándose en el primer lugar de los estados fronterizos de México en ese rubro.

El gobernador Alfonso Durazo celebró el extraordinario inicio del segundo trimestre de 2022, repitiendo además el liderato entre los estados norteños con mayor crecimiento en actividad económica durante el primer trimestre del año en comparación con el mismo periodo de 2021.

Para ello han sido clave, dijo, las gestiones de su gobierno para facilitar la inversión y atraer nuevas empresas, lo que se traduce en más y mejores empleos para las y los sonorenses.

Las buenas expectativas que arrojan indicadores oficiales sobre el desempeño de la economía en Sonora durante los últimos meses son algo que puede atemperar los ánimos y ahuyentar los nubarrones que se avecinan.

Porque parece temprano para encender luces de alerta sobre los próximos procesos de revisión salarial, pero estos aparecen como unos de los más complejos de los últimos años, básicamente por una inflación que ha pulverizado los salarios, sobre todo entre los trabajadores de menores ingresos, y también en la clase media.

De acuerdo con cifras oficiales, la inflación en México al cierre de julio de este año fue del 8.15%, pero la depauperada lectora, el proletarizado lector tienen seguramente otros datos, sobre todo cuando salen locos de contentos a comprar la despensa, los útiles escolares; a pagar colegiaturas, servicios y ni qué decir sobre uno que otro gustito como vacacionar, llevar a la familia a cenar, al cine o acceder a ciertos bienes culturales, materiales o inmateriales.

Es cierto que bajo el gobierno de Andrés Manuel López Obrador el salario mínimo ha tenido incrementos históricos, pero también es cierto que -para decirlo con una metáfora gastada-, en esta carrera la liebre de la inflación ha dejado muy atrás a la tortuga de los aumentos salariales.

El tema no es menor si se considera que la mayoría de los sindicatos en Sonora comienzan sus revisiones salariales y contractuales entre diciembre y enero, y estos se desarrollan entre febrero y marzo, pero lo que marca el inicio de esos procesos son los emplazamientos a huelga que por ley deben hacerse y estos son en septiembre, es decir, el mes que entra.

De acuerdo con el dirigente municipal de la CTM en Hermosillo, Óscar Ortiz Arvallo, los datos oficiales sobre la inflación por el orden del 8-9 por ciento no corresponden a lo que la clase trabajadora resiente en su vida cotidiana y, según sus otros datos esa cifra se eleva por lo menos al 15 por ciento.

Ese sería el ‘piso’ de las negociaciones de incremento salarial que llevarían en los próximos procesos de revisión, y considerando el ‘piojo’ que también ha golpeado a la parte patronal (sobre todo en empresas medianas que son la mayoría de empleadoras en Sonora, donde la inflación ha superado a la media nacional según los datos de Inegi), las negociaciones se perfilan bastante complejas.

Considérese que en Sonora la CTM agrupa a cerca de 130 mil agremiados en 320 sindicatos, y en Hermosillo a unos 35 mil trabajadores agrupados en 86 organizaciones sindicales.

Considérese también que la CTM no es la única central sindical que existe en el estado, y que el resto de organizaciones -incluyendo a todas las que se agrupan en el Consejo Sindical Permanente donde aparecen sindicatos universitarios y de burócratas estatales y municipales- tienen demandas muy similares tanto en lo salarial como en lo contractual.

En este último apartado destacan demandas relacionadas con pensiones, jubilaciones, medicinas y servicios médicos, créditos para vivienda, etc.

Y a propósito de créditos para vivienda, Ortiz Arvallo nos comentó durante una entrevista en los micrófonos de la Red 93.3 FM, que actualmente existen en Sonora 175 mil trabajadores con derecho a un crédito para vivienda, pero no pueden acceder a ellos porque las empresas dejaron de construir casas de interés social debido a que el gobierno federal eliminó un subsidio de 85 mil pesos con el que se apoyaba a quienes obtenían dicho crédito.

Casas en venta sí hay, pero están fuera del alcance de los trabajadores y trabajadoras de menores ingresos.

Este es un tema muy interesante sobre el que conviene volver con mayor detalle, porque ya existe una propuesta del propio Infonavit para crear una especie de fideicomiso para que la dependencia pueda adquirir terrenos donde se construyan las viviendas, pero para ello se requiere la participación del gobierno del estado.

El punto ahora son las revisiones salariales que, aunque se antojen lejanas, comenzarán a calentarse desde el mes que entra. Pendientes.

II

Y apenas ayer comentábamos la forma en que el alcalde de Hermosillo, Antonio Astiazarán ha venido capoteando el cambio climático -entre la sequía de recursos y la abundancia de lluvias, pasando por el frío glacial de su relación con la presidencia de la República y el calorcito que a veces le da el gobierno del estado-, cuando aparece una encuesta que lo coloca entre los 10 alcaldes mejor calificados del país.

El mes pasado, Antonio Astiazarán se encontraba en el lugar 19 entre los alcaldes mejor evaluados y este mes de agosto escaló hasta el octavo lugar

Citando datos del IMSS, la empresa encuestadora México Elige ubica a Hermosillo como la tercera ciudad más dinámica del país en materia de generación de empleos, solo detrás de Querétaro y León.

Este es uno de los indicadores que seguramente influyeron en la calificación, aunque hay otros que tienen que ver con la percepción ciudadana sobre sus gobernantes y, pese a las más recientes tormentas y vendavales, el alcalde de Hermosillo sale muy bien librado.

También me puedes seguir en Twitter @Chaposoto

Visita www.elzancudo.com.mx

Comentarios
Artículo anteriorHermosillo, la tercer ciudad con mayor generación de empleos formales en 2022
Artículo siguientePresentan ABC de la Violencia Política de Género en México