Pervertida mayoría

141
0
Slider

Una docena de puntos ajenos al protocolo aparecen en el orden del día de la sesión que sostendrá la 62 Legislatura de Sonora este martes y en ninguno de ellos aparece el dictamen relativo al paquete económico 2021, relativo al presupuesto de egresos, decreto de ley de ingresos del gobierno estatal y de los ayuntamientos de la entidad. 

Y no aparece el dictamen, porque aún no hay dictamen, toda vez la cerrazón e ignorancia de esa pervertida mayoría que encabeza el partido oficial, que junto a sus aliados de ocasión se han empecinado en invadir facultades del poder ejecutivo mediante alocadas pretensiones y la desmesura en reasignaciones presupuestales sin pies ni cabeza. 

Son tales los extremos en sus estúpidas propuestas, que resulta innegable que el objetivo es que concluya este año sin presupuesto aprobado para imponer la Reconducción Presupuestal con el propósito de lucrar con la consecuente inacción de Gobierno durante el proceso electoral. 

Este martes has sesión de clausura del primer período ordinario de sesiones del tercero y último año del ejercicio legal de la actual legislatura, quedando abierta la posibilidad de que en cuanto haya el dictamen más importante del año, la diputación permanente convoque a sesión extraordinaria, trámite que en el 2019 concluyó el mismo 24 de diciembre. 

Miguel Ernesto Pompa

Por cierto, por más indagatorias y consultas que hemos hecho, nadie ha sabido informarnos o pasarnos el dato respecto a quien o a qué partido le corresponderá la presidencia de la permanente, factor importante, ya que como máxima autoridad del Poder Legislativo, le corresponde convocar a sesiones extraordinarias e impulsar acuerdos entre las distintas bancadas en coordinación con la Comisión de Régimen Interno y Concertación Política. 

De forma atípica y a pesar de que los tiempos ya están encima, carecemos de información relativa a avances o cómo se están llevando los cabildeos y negociaciones para lograr que los tres poderes del estado y los ayuntamientos tengan en tiempo y forma el marco legal que sustente los ingresos y egresos para el año próximo. 

Por parte del Gobierno Estatal, en esos menesteres debieran estar ocupados, en primera instancia y por turno, primero el titular de finanzas, Raúl Navarro Gallegos para ver los puntos de orden técnico y luego el Secretario de Gobierno, Miguel Ernesto Pompa Corella para ver los de orden político, sin que hasta el momento nos llegue información sobre los platiques que deben estar teniendo con las coordinaciones de bancadas, Rogelio Díaz Brown, Gildardo Real, Jesús Alonso Montes Piña, Orlando Salido, Ernestina Castro y Fermín Trujillo. 

A lo mejor no hay información porque no hay pláticas, aunque sí sabemos que de parte de diputados de la coalición oficialista, algunos insisten en la reasignación de millonarios recursos para obras en sus distritos, ya que por sus ansias de reelección, quieren tener con qué pararse el cuello cuando anden en campaña y hacen sus propuestas sin aplicar mínimos criterios de planeación, de prioridades y de equidad en materia de presupuestación en los distintos municipios. 

Rogelio Díaz Brown 

Desde los Entretelones del jueves pasado diseccionamos las pretensiones de esos políticos de cuarta, cuyas exigencias son a pesar de la rasurada que aplicó el presidente Andrés Manuel López Obrador a las participaciones federales que correspondían a Sonora para el año próximo, que como se sabe, la representación sonorense en San Lázaro ni las manos metió, en el marco de una asignatura muy pendiente que deberá ser cobrada en la próxima elección a la caterva de inútiles en las que se incluyen Lorenia Valles, Wendy Briseño, Javier Lamarque, Heriberto Aguilar, Hildelisa González, entre otros incondicionales a las ocurrencias de la 4T. 

Pues lo que esa bolita no exigió allá, los inútiles de acá hacen todo lo contrario, destacando que de las alrededor de tres mil reservas que hiciera la oposición en el Congreso Federal en materia de etiquetados distintos al gasto, ninguna fue aprobada por esa perversa mayoría oficialista, aprobando hasta las faltas de ortografía y sin quitarle una coma a la propuesta presidencial. 

Acá las cosas cambian, porque ignorantes de la separación de poderes y facultades de cada cual, insisten en eliminar partidas, reasignar recursos hacia destinos distintos al Plan de Desarrollo Estatal, en pretender financiar ocurrencias, desestimando las prioridades de un presupuesto austero y limitado en el marco de la pandemia por el Covid-19 y las necesidades extraordinarias en el sector Salud. 

El colmo de la incongruencia es que la bancada morenista rechazó el trámite de urgente y obvia resolución la propuesta del ya citado diputado Montes Piña, para que la partida para dotar de uniformes gratuitos a estudiantes de nivel básico, vayan al sector salud. 

Claudia Pavlovich

La emergencia sanitaria y el confinamiento estudiantil ha derivado que los uniformes no se hayan usado en buena parte del ciclo escolar pasado y que por lo pronto, difícilmente se vayan a usar en lo que resta de éste, por lo que resulta de elemental sentido común de darles un destino en donde más se requiere, aunque tal lógica no aplica entre esa bola de tarados. 

Así las cosas, habrá qué ver cómo se destraban esos atorones cuando a la bancada oficialista de MORENA lo menos que le importa es el desarrollo y bienestar de los sonorenses, ya que están embebidos en sus esfuerzos por seguir mamando de una ubre que llegaron por mero accidente sin que les costara el menor esfuerzo. 

Queda el pendiente de que en el eventual debate presupuestal, esa propuesta en la que también participó el diputado Lázaro Espinoza Mendívil, sí es tomada en cuenta, es votada y aprobada, aunque seguramente tales recursos en lugar de ir al sector salud como se propone, pretendan etiquetarlo para alguna ocurrencia que les reditúe votos en sus ansias reeleccionistas. 

Mal lucen las cosas para esta entidad con un morenismo empecinado en limitar espacios de acción de la gobernadora Claudia Pavlovich a quien ubican como adversaria dada su fuerte posicionamiento por su efectiva administración que la destaca a nivel nacional, lo cual no es cualquier cosa tratándose de que ya está en el último año de gestión, lo cual sin duda gravitará en el ánimo del electorado. 

Andan desesperados y temerosos de que como dice el dicho, del plato a la boca se les caiga la sopa, en el marco de una mezcla donde Ernesto Gándara Camou como abanderado de la alianza PRI-PAN-PRD y los dislates federales para enfrentar la pandemia, así como el saldo trágico creciente, a punta de votos mande a la cuneta de la historia al oportunismo populista, corrupto e incompetente. 

Por cierto, organizaciones de salud a nivel mundial insisten que en materia de Covid-19 a México le espera lo peor en las siguientes semanas, lo cual, si les sirve como consuelo, es pronóstico para todo el mundo, con la diferencia que en nuestro país desde Palacio Nacional no se toman las medidas que al menos contengan la expansión. 

Laura Lorena Robles 

López Obrador anda del tingo al tango propiciando desórdenes y tumultos sin guardar elementales medidas contra el contagio y desde la autoridad de salud se envían mensajes contradictorios que relajan la conducta social y promueven la irresponsabilidad ciudadana. 

Si en la Ciudad de México se niegan a reconocer el color rojo subido del semáforo epidemiológico que tiene al punto del colapso al sistema hospitalario, no hay que descartar que para el viernes próximo, el Consejo Estatal de Salud de Sonora determine emitir esa alerta máxima como única salida que permita el control de multitudes y hacinamientos en centros comerciales. 

Por cierto, excelente la decisión de clausurar la operación de un centro comercial bastante fifí en el Vado del Río, toda vez las irresponsabilidades gerenciales que la convirtieron en un foco infeccioso y no estaría más que de forma similar se actuara en otros centros y plazas comerciales a donde se accede mediante tarjetas de socios, en donde a diario se observan amontonamientos de gente. 

Bien por el titular de Salud, el convaleciente renovado Enrique Clausen y mejor por Laura Lorena Robles Ruiz, titular de la Comisión Estatal de Protección Contra Riesgos Sanitarios del Estado, quien con el apoyo de la coordinación de Inspección y Vigilancia del Ayuntamiento de Hermosillo, realizaron el operativo de clausura ante evidentes violaciones a los protocolos de protección a clientes y empleados, que a lo mejor sirve como advertencia para otras plazas comerciales en similares condiciones. 

Y bien dicen que cuando la perra es brava hasta los de casa muerde, ya que sin ningún miramiento, la CFE de Manuel Bartlett cortó el servicio de energía eléctrica a la planta potabilizadora Sur de Hermosillo que abastece a alrededor del 30 por ciento de los usuarios capitalinos gobernada por Célida López, compañera de partido del expriista. 

¿Habrá gira a pesar de eso? 

Una vez más se constata lo caro que es operar el acueducto El Novillo, servicio que demanda altos consumos de energía y que constituye el grueso del adeudo que vía la Comisión Estatal del Agua debe pagar a la CFE con la concurrencia de Agua de Hermosillo. 

Ahora lo que debería de pasar es que la alcaldesa Célida López Cárdenas demuestre para qué tiene tan vara alta en el gobierno de López Obrador y gestione la suspensión de dichas sanciones y cortes, aprovechando que el miércoles y el jueves andará por esos rumbos. 

A propósito, de acuerdo a diversos reportes, en la fuente que cubre la presidencia, se informa de varios reporteros y reporteras que dieron positivo al Covid-19, sin que tengamos idea si dicha circunstancia obligará a suspender la gira por Sonora, cuando además, ya son varios comunicadores sonorenses que también batallan contra ese virus. 

En dichas condiciones, haber qué comunicador de esta parte del país es tan temerario como para hacer la cobertura en Moctezuma y Bavispe, para reportear a un sujeto que desdeña la peligrosidad del virus y que si se contagia, tendrá a su servicios médicos de primer mundo y tecnología de punta, mientras que a los comunes mortales nos sentencie la mediocridad de la medicina social que aún no está en los niveles de Dinamarca, Canadá ni de Inglaterra. 

Comentarios