Inminente el rojo

88
0
Slider

Producto de la irresponsabilidad y temeridad social que deriva de la desarticulada, incongruente y contradictoria estrategia federal contra el Covid-19, no le extrañe a nadie que a partir del próximo lunes, Sonora sea regresado al color rojo del semáforo epidemiológico. 

La expansión de la pandemia no admite discusión. Hace un mes en Sonora se tenía un registro de 39 mil 973 contagios y tres mil 254 decesos y hasta el lunes ya suman 46 mil 425 y tres mil 622, respectivamente con una escalada de seis mil 452 infectados y 368 fallecimientos más, solo en 30 días. 

Y lo más inquietante y terrorífico, es que hace un mes, en el sistema hospitalario público se atendía a 282 personas, de las cuales 146 estaban en condiciones graves y 35 en estado crítico, mientras que hasta el lunes, se atienden a 436 infectadas, de las cuales 190 están graves y 72 intubadas. 

Dicha dolorosa realidad contrasta con centros comerciales atestados, eventos políticos presenciales a diestra y siniestra, fiestas y reuniones tumultuarias, y en términos generales, una movilidad social similar a antes de la crisis sanitaria, como si en el imaginario popular se hubiera impuesto la idea de la selección natural y que sea lo que Dios quiera, sin importar nada más. 

Claudia Pavlovich

Así haya ideosos y contreras que consideran inútiles las restricciones y el confinamiento como medidas elementales para contener la pandemia, seguramente no habrá de otra frente al ya cercano riesgo del colapso hospitalario que se agudizará si no se pone un freno a la propagación del virus. 

Muy difíciles las perspectivas para el sector salud que encabeza en Sonora Enrique Clausen bajo la estricta supervisión de la gobernadora Claudia Pavlovich, a quienes se les ha enchuecado la boca de tanto invitar y convocar a asumir conductas responsables frente a los riesgos a la salud y la vida de la gente, e igual de difíciles para instancias de control del Estado y de los ayuntamientos para someter a esas multitudes que desacatan elementales medidas de prevención ya que carecen de instrumentos legales para hacerlo. 

Pero mucho más difícil es para el agobiado personal médico, de enfermería y en general, de quienes dan la batalla en hospitales ante el alud de quienes requieren atención, no descartándose que si sigue la escalada, sean rebasados, tanto en lo que se refiere a recursos humanos como en la disponibilidad de medicamentos y equipos. 

Pareciera simple y sencillo comprender y aceptar que la buena salud y la vida son prioridades que superan con mucho a situaciones de orden económico, libre mercadeo, compra y venta de bienes y servicios y la fantasía de la reactivación económica, pero de plano no es así, y menos en esta temporada, que si se mantiene la actual dinámica tradicional de quienes se creen inmunes al Covid-19, tendremos un cierre de año fatídico. 

Enrique Clausen

Imposible convencer a esa masa irresponsable respecto a que un sacrificio de pocos días podría representar, que en mucho menos tiempo la pandemia mitigara su impacto, que complementado con la ya próxima vacuna nos llevaría a que se salvaran muchas vidas. 

Por cierto, muy tarde, demasiado tarde el que el mismo presidente Andrés Manuel López Obrador, al menos a nivel de verborrea haya recomendado un encierro de 10 días para protegernos, luego que desde principios de febrero de este año se la ha pasado en permanente desdén de la peligrosidad del virus y haciendo todo lo contrario a lo que se recomienda en una emergencia sanitaria. 

Tardó muchos días, más de un millón de contagios y más de cien mil fallecimientos, para que ahora pretenda convertirse en adalid de la contención de la pandemia con pinchurrientos 10 días de cuidados que él no tiene y que lo retrata como un criminal que desaprovechó miserablemente su presunto liderazgo social para proteger a la gente en lugar de promover conductas riesgosas. 

Demasiado tarde ese remedo de responsabilidad del presidente para miles de familias que sufren la pérdida de seres queridos y/o víctimas de la incertidumbre por ver postrados a tantas y tantos a lo largo y ancho del país, cuando además se mantiene en su infantil rebeldía de no utilizar cubrebocas y encabezar actuaciones en abierto desacato a lo que recomiendan autoridades de salud y el mismo como lo hizo por fin el pasado lunes. 

Andrés Manuel López

Pues en esas condiciones de riesgo sanitario, distintos actores políticos insisten en convocar a reuniones y a conferencias de prensa, en las cuales se pone en riesgo a tantos colegas comunicadores, que como gremio ya van varias víctimas que han sufrido el trance del contagio e incluso la muerte, cuando hay tantas plataformas tecnológicas que pudieran utilizarse para evitar contacto presencial. 

En el 2009 se impuso el sentido común y en plena pandemia por la Influenza, todos los partidos y candidatos se sumaron a una suspensión absoluta de actividades que duró un mes y días y quizás esa decisión, junto al cierre de actividades de todas las instancias de gobierno, escuelas y actividades comerciales y laborales no esenciales, permitió que se contuviera con rapidez su propagación y por eso el reducido número contagios, poco más de 67 mil y 398 decesos. 

Algunos dirán que es cuestión de cada quien atender convocatorias a mítines o ruedas de prensa y tendrán razón, dejando a pretensos en libertad de seguir promoviendo la temeridad social por sus afanes de ganar simpatías, con el riesgo de entre la asistencia a sus eventos haya quienes no puedan votar ni cubrir el día de la elección 

Como ven, ahora todo se ha dejado al voluntarismo y a mal entendidas libertades y que al igual que la reactivación económica, las ansias de posicionamiento y ambiciones políticas, estén por encima de la salud y la vida, sin importar la masacre que perpetra el Covid-19 entre los mexicanos. 

María Dolores del Río

Ya ven que este martes, al más puro estilo del viejo PRI Alfonso Durazo Montaño inició precampaña como candidato único de MORENA al Gobierno de Sonora, en un evento que convocado como conferencia de prensa, estuvieron presentes el dirigente nacional Mario Delgado, su segunda de abordo, Citlali Hernández, así como el florero que cobra como dirigente estatal, Jacobo Mendoza. 

Como decíamos, esa exposición innecesaria a los riesgos del Covid-19, fue una convocatoria a conferencia de prensa, sin que se sepa qué fregados hacían las diputadas Ernestina Castro y la recién conversa al morenismo, María Dolores del Río, quienes desplazaron a temerarios representantes de medios de comunicación que se atrevieron a torear al virus y vieron a ambas tan campantes replanadas en primera fila, como si estuvieran en un pase de lista, aunque se entiende, ya que en estos tiempos abundan los CP y los cascajos. 

A propósito, lo único interesante que escuchamos de ese circo y de su principal actor, es que al referirse a los partidos que se aliarán a MORENA en este proceso electoral, solo mencionó al Verde y al Panal, dejando fuera al PT y al PES, sin que sepamos si fueron omisiones involuntarias o en efecto, no hubo acuerdo con esas organizaciones.  

En, este miércoles por la tarde estará en Sonora el presidente López Obrador, en el marco de lo que será su onceaba gira por esta entidad en los últimos dos años, muchas por supuesto, pero que muy pocos beneficios han dejado para los sonorenses a no ser declaraciones, discursos y ejemplar salivero. 

Pues este miércoles por la tarde estará en Moctezuma para inaugurar un cuartel de la Guardia Nacional y el jueves estará en Bavispe para desparramar ocurrencias en una mañanera y luego inaugurar un memorial en la comunidad de La Mora en honor a seis niños y tres mujeres adultas de las familias LeBaron, Langford y Miller. 

Se comenta que en la agenda presidencial está una reunión privada con integrantes de familiares de las víctimas masacradas, con el fin de informarles de los avances de la indagatoria, así como también que presidirá otra relativa a seguridad y después una más sobre salud. 

Francisco Javier Duarte

Sabe Dios que desparramadero de contagios deje esa visita presidencial, ya que de acuerdo a reportes de la misma presidencia, varios representantes de medios de comunicación que cubren esa fuente informativa, han resultado positivos al virus, quedando pendiente si la gobernadora Pavlovich, recién dada de alta, pero con secuelas, esté en condiciones de acompañar al sujeto de referencia o si sea prudente hacerlo, ya que como se sabe, nada hay que esperar de él. 

En asuntos más importantes, este martes hubo sesión del Congreso del Estado y tal como lo adelantamos, será el maestro y diputado Francisco Javier Duarte Flores quien presida la Diputación Permanente a partir de las diez de la mañana cuando se instale el órgano de autoridad que representará al Poder Legislativo de Sonora durante el receso legislativo. 

Hábil en el manejo de asambleas y experimentado en la conducción de debates, además ya en la férula de MORENA, Duarte Flores no tuvo problemas para que fuera electo por segunda ocasión como presidente de una permanente, representación que lo hará responsable de convocar a la o a las sesiones extraordinarias para dar trámite al paquete fiscal estatal y de los ayuntamientos para el año próximo. 

Comentarios