Uno-dos en la jeta

71
0
Slider

Mal andan las cosas por rumbos de la campaña de Alfonso Durazo, ya que en un par de días la realidad le propinó un par de bofetadas en la mera jeta, luego de exhibir su supina ignorancia respecto a temas con los que pretendió propagandizar su sapiencia mediante datos erróneos para fundamentar sus tradicionales golpeteos estúpidos. 

Denostar contra el sistema de procuración, impartición y administración de justicia de la entidad y elucubrar sobre la necesidad de impulsar la reactivación económica y una estrategia más efectiva contra la pandemia en Sonora, es un salto al vacío de quien de quien representa el mayor fracaso a nivel nacional como secretario de seguridad pública; de quien es el enviado por un presidente responsable de la caída histórica de la economía del país y de miles de muertes por el Covid-19. 

Durazo carece de vergüenza al pontificar sobre presuntas soluciones a la problemática estatal a partir de no solo su estela de fracasos, si no también mediante fórmulas cuatrotenianas que a nivel nacional han resultado un fiasco en salud, seguridad pública, economía, producción de alimentos, generación de empleos y demás, así como recurrir a la temeraria pretensión de confrontar, dividir a los sonorenses. 

En los Entretelones anteriores aludíamos que Sonora se encuentra en el primer lugar en México en resolución de casos que lidia la Fiscalía General del Estado que encabeza Claudia Indira Contreras, lo cual permite que el Poder Judicial, presidido por el magistrado Francisco Gutiérrez Rodríguez pueda emitir sanciones condenatorias en el 55.2 por ciento, cuando el promedio nacional es el 27.1 por ciento. 

Claudia Indira Contreras

Y esos son porcentajes oficiales avalados por instancias calificadoras en dicho rubro y derivado del trabajo de revisión, estudio y análisis de la organización civil “México Evalúa”, en colaboración con la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Institucional y la Fundación “Fiedrich Naumann”. 

Resulta sumamente riesgoso buscar votos a base de mentiras, además que Durazo sí debe saber luego de tantos años en el atascadero, que para tener lengua suelta debe primero tener la cola limpia y que carece de voz completa, incluso carece de voz luego de su patético paso por el gabinete federal, emblematizado por el “culiacanazo” y los caso 100 homicidios dolosos al día en dicha responsabilidad. 

A esa trompada le siguió otra, también propinada por una instancia de indubitable prestigio y credibilidad: el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), el cual, en su último reporte dio a conocer que Sonora es la entidad que ocupa el primer lugar en recuperación económica durante la pandemia en México, porque acá, la gobernadora Claudia Pavlovich con su equipo económico que encabeza Jorge Vidal Ahumada, han hecho las cosas muy distintas a las del gobierno federal, al generar confianza entre el sector inversionista y aportar incentivos a empresas para mantener operaciones y atraer nuevas inversiones para el establecimiento de nuevos proyectos y ampliación de existentes. 

Como ven, Durazo anda como papalote sin cola a estas alturas de su campaña y dada su notoria diarrea mental y verbal, la situación luce con irremediable tendencia a empeorar, faltando solo que su exigencia electorera porque se resuelva cuanto antes la desaparición de una dama en Nogales, exfuncionaria de la comuna morenista, le estalle en la cara. 

Claudia Pavlovich

Además, frente a él y adversarios de su alocada pretensión de gobernar a Sonora, se encuentran genuinos sonorenses de origen y permanencia, así como con conocimiento de la problemática estatal y que por muchos años han estado trabajando en sus soluciones y que distinto a él, no son enviados del centro con pretensiones de establecer un virreinato sumiso a decisiones centralistas. 

Por cierto, vean el estilo y tono que imprime Ernesto Gándara Camou en su ejercicio de consolidación de bases de apoyo en las que ha trabajado desde el 2009 y más atrás, enfocándose en escuchar, proponer y establecer compromisos, así como prospectar un proceso incluyente y con garantía de calidad representativa, en los perfiles que deberán ser postulados por la Alianza Va Por Sonora a los diversos puestos de elección popular. 

“El Borrego” no requiere de golpeteo a diestra y siniestra para captar simpatías y atención ciudadana y más bien se aboca al fortalecimiento de la identidad común que lo amalgama a las aspiraciones de la gente por una mejor calidad de vida, a sabiendas de su experiencia cuando ganó de calle la alcaldía de Hermosillo, así como el escaño en el Senado de la República. 

En el caso de Ricardo Bours Castelo, bien el que haya concluido la gira de reconocimiento de los distintos municipios de la entidad, así como entretejido en entramado de la red de quienes a la postre podrían representarlo en el actual proceso electoral, para ahora dar paso a un activismo más superestructural, más allá de expresiones alegóricas sobre las bellezas de la geografía sonorense. 

Jorge Vidal

Buen paso el jalar para su causa a la excelente comunicadora Gaby Félix, cuya vasta experiencia en la comunicación política y partidista, deberá ser un plus en los contenidos de la información que genere el esfuerzo de posicionamiento de Bours Castelo. 

Amiga de muchos años, a “La Gaby” la hemos visto transitar con buenos resultados como titular de Comunicación Social del Congreso del Estado, de la bancada del PAN ahí mismo; en comunicación social del Ayuntamiento de Hermosillo, siempre formando parte del equipo de María Dolores del Río, con quien se encargó de la vocería de Movimiento Ciudadano cuando la ahora morenista detentaba esa franquicia en Sonora. 

Pues como decíamos, esas son las propuestas por las que se acudirá a las urnas este 6 de junio, destacando que por supuesto gravitará en el ánimo del electorado la desatinada gestión del presidente Andrés Manuel López Obrador, prácticamente en todos los rubros, sin que tal fiasco pudiera ser revertido por dádivas y piscachas frente a los efectos mortales del Covid-19; la criminalidad urbana, falta de infraestructura comunitaria y demás, todo por recortes presupuestales, a la incompetencia en el servicio público y corrupción rampante en la 4T. 

Y ya ven la comedia, la tragicomedia y circo en que se han convertido las mañaneras, foro donde el presidente no pierde la oportunidad para exhibir sus taras mentales y al igual que Durazo, su supina ignorancia sobre elementales asuntos y entretenerse en temas baladíes cuando la pandemia se encuentra en el punto más álgido con ya varios días que registran más de 15 mil contagios y más de mil 500 decesos. 

Ernesto Gándara

Sin venir al caso y sólo porque escucha pasos en la azotea, el miércoles López Obrador arremetió contra el corporativo que opera Twitter y su plataforma en México, como si eso fuera esencial para el drama que vivimos los mexicanos por su desdén y criminal negligencia ante la pandemia. 

Y este jueves, sólo guiado por su obsesiva e irracional defensa y apoyo al expresidente de Estados Unidos Donald Trump, cometió monumental desbarre al identificar a Bill Clinton como George Clinton, cuando elucubraba que en el muro en la frontera norte de México, todos los presidentes gringos le han echado ganas y no sólo su adorado amigo. 

De llamar la atención el que por primera vez como presidente, López Obrador cuestione el mentado muro, obra que durante el gobierno de Trump justificó por ser una acción soberana de su colega, pero que ahora alude solo para descargar culpas al orate que se fue. 

O sea, el miércoles se equivocó en las identidades de ejecutivos de Twitter en México y este jueves desbarró al elucubrar sobre la compartida responsabilidad del pelos de elote con otros presidentes recientes de Estados Unidos, como si eso fuera relevante para los mexicanos, quienes con demócratas o republicanos en el Casa Blanca, batallan de la misma forma. 

Sigue la comedia mañanera

Increíble la miserable pérdida de tiempo en dicho espacio, desde donde podrían dictarse políticas públicas de beneficio para la gente de este país, en lugar de ser foro donde se muestran fobias personales de un presidente acomplejado, sociópata y fuera de quicio, sin dejar de lado, que para no variar, arremetió contra críticos que se atreven a denunciar sus corruptelas, descalificando su ejercicio pero sin aclarar el motivo de esas denuncias. 

Dado a la imitación y ya sin la figura señera en la Casa Blanca, a lo mejor en los siguientes días López Obrador deja de confrontarse todos los días con medios de comunicación y comunicadores, así como es posible que deje de culpar al pasado y asuma la responsabilidad buscando soluciones a los problemas del presente o sea, que deje perder tiempo en sus infiernitos muy particulares. 

Comentarios