Slider

Una fuente de indubitable credibilidad nos avisó que el exgobernador de Sonora, Carlos Armando Biébrich Torres había fallecido víctima del Covid-19 y tuiteamos ese hecho, pero otra fuente de presunta indubitable credibilidad –nieto del citado– lo desmintió y por eso, con todo y la congoja, por respeto a esa familia, borramos el tuit. 

Nuestra congoja por la “fallida” noticia divulgada, duró pocos minutos, ya que el mismo desmentidor la confirmó también vía tuiter, para ahora sí reconocer, que quien fuera gobernador de Sonora del 13 de septiembre de 1973 al 25 de octubre de 1975, que en efecto, el nativo de Sahuaripa había muerto luego de varios días internado en una clínica privada de Hermosillo. 

En fin, avatares de la reporteada ante un hecho importante, dado el papel del fallecido en la historia de Sonora y los efectos de su corta gestión en este ciudadano sonorense víctima de la persecución que emprendió en contra de cualquier activismo que se opusiera a su formación en la ultraderecha setentera y que desde esa ideologizada perspectiva, mandara al exilio a cientos de jóvenes sonorenses. 

Las secuelas de su represiva gestión como gobernador ya quedaron muy lejos y mucha agua ha pasado debajo del puente, ya que además, es evidente que quienes persiguió y en muchas ocasiones encarceló y en otras derivó en muertes, teníamos la razón, más allá de las estrafalarias defensas que se enarbolaron, luego de que dos días después de la masacre de campesinos en San Ignacio Río Muerto la madrugada del 23 de octubre de 1975, fuera obligado a renunciar y darse a la fuga, tocándonos en ese episodio andar en el clandestinaje y a salto de mata. 

Masacre en SIRM

Para acabar pronto, Biébrich Torres fue actor importante en la llamada Guerra Sucia, cuyos brazos operativos, Miguel Nazar Haro, Francisco Arellano Noblecía, Francisco Sahagún Baca, Florentino Ventura, entre otros, cometieron crímenes de Estado o de lesa humanidad contra integrantes de grupos guerrilleros y opositores pacíficos, sindicalistas, activistas sociales, estudiantes, académicos e intelectuales, teniendo a Sonora un territorio importante de actuación. 

Por supuesto que lamentamos su muerte y nos solidarizamos con la familia de quien por obra y gracia de Luis Donaldo Colosio, Roberto Madrazo, Francisco Labastida, entre otros, fuera reivindicado al menos políticamente, para que comenzara a dar la cara como militante del PRI siempre en niveles altos, y la verdad es que nos mantenemos en la opinión de que si un defecto tuvo el de Magdalena, fue su amistad con el ahora fallecido. 

Por supuesto que cada quien habla de acuerdo a cómo le fue en la feria y por eso abundan quienes vivieron tiempos de gloria y sus carreras dieron un buen salto al amparo del biebrichismo o simplemente esa fue la plataforma para surgir, cuando además, es menester reconocer que hizo alguna cosas buenas mas allá de las amanecidas que se daba en La Caba del Motel el Encanto, donde los tragos se los servía el ahora líder moral de la CTM en Sonora, Francisco Bojórquez Mungaray.  

En fin, lamentamos estar imposibilitados para sumarnos al alud de reconocimientos que se derraman sobre el fallecido y nos habrán de disculpar porque no creemos que la muerte haga buenas a las personas o que solo por fallecer solo sobresalga lo bueno. 

Miguel Nazar Haro

La vamos a dejar de ese tamaño para no herir susceptibilidades, reconociendo que sin duda, que su corta gestión al frente de la gubernatura, dejó profunda huella en la entidad, la cual derivó en las gestiones progresistas de Don Alejandro Carrillo Marcor, Samuel Ocaña García, Rodolfo Félix Valdés y así de forma sucesiva, para restañar esas heridas y dejar atrás ese nefasto legado. 

Y de seguidilla con remembranzas, el que debe sentirse muy satisfecho es Faustino Félix Chávez, quien junto a su esposa Ena, fue tenaz impulsor porque se construyera en Ciudad Obregón un Centro de Rehabilitación y Educación Especial, con el fin de que personas con alguna discapacidad del sur de Sonora, no tuvieran que viajar hasta Hermosillo para sus terapias. 

Pues este jueves la gobernadora Claudia Pavlovich cortó el listón inaugural de las flamantes instalaciones del CREE-Sonora Sur, para concretar una propuesta que el entonces diputado local hiciera por allá en octubre del 2009, en el marco del proceso legislativo que aprobó presupuestos multianuales para el CRIT-Teletón, que acentuaba la concentración en Hermosillo de terapias a discapacitados. 

Cubríamos la Cámara de Diputados y tomamos nota de los esfuerzos de Félix Chávez para que se incluyera en el presupuesto estatal 2010 una partida presupuestal para construir en Ciudad Obregón un CREE similar al que opera desde hace bastantes años en Hermosillo. 

Inaugura gobernadora CREE Sonora Sur

Y lo logró, porque para ese ejercicio se etiquetaron 20 millones de pesos, pero como en el primer trimestre del 2010 Guillermo Padrés sacó las uñas con lo del acueducto El Novillo, dicha inversión y obra se metió a la congeladora del ejecutivo, destacando las insistencias del entonces diputado en los años siguientes sin que se registrara ningún avance, salvo que ya había adelanto del terreno previsto para su construcción 

Ya en campaña electoral del 2015, Ena y Faustinopresentaron a la entonces candidata Claudia Pavlovich, el proyecto ejecutivo, en el marco de un evento con representantes de asociaciones de personas con discapacidad, para que fuera incluida en sus compromisos de campaña a ejecutar como gobernadora de la entidad. 

Duranta bastantes meses se tuvo el edificio como en cascarón, y ya el año pasado se dispuso su equipamiento para que este jueves haya sigo inaugurado y puesto al servicio de personas con alguna discapacidad, quienes ya no tendrán que viajar hasta Hermosillo para sus tratamientos y terapias. 

En fin, valgan estos antecedentes frente a la cercana posibilidad de que el alcalde Sergio Pablo Mariscal pretenda subirse el cuello, colgarse la medallita y alardear que es un logro de su mediocre gestión, que en todo caso éstos reconocimientos corresponden al Faustino, a su esposa y a la gobernadora, junto a asociaciones de personas con discapacidad. 

Faustino Félix y su esposa Ena

A fin de cuentas, como decíamos, la satisfacción debe ser grande para el inicial y persistente impulsor de esa obra de tan profundo impacto social, sin que tal gusto sea afectado por la omisión de no correr la elemental cortesía de invitarlo al evento inaugural.  

El hecho concreto es que ya entraron en operación esas modernas instalaciones para ofrecer servicios de calidad a más de 20,000 personas de 12 municipios de la región y que de acuerdo a un censo del DIF estatal, que presentan alguna discapacidad. 

Acompañada por el titular de Salud, Enrique Clausen y la directora del DIF, Karina Zárate, así como del mentado alcalde, la gobernadora destacó que el CREE Sonora Sur brindará consulta médica especializada en medicina física de adulto e infantil, psiquiatría, neurología, comunicación humana, estudios de audiometría, estudios de rayos X, estudios de electromiografía, estudios de electroencefalogramas, psicología, psicopedagogía, terapia física de adulto e infantil y estimulación múltiple temprana. 

Enrique Clausen

Bien la gobernadora al reconocer los esfuerzos para lograr ese objetivo: “nos costó mucho trabajo, nos costó no solamente mucho recurso material, sino humano, muchas conjunciones de trabajos e ideas”, dijo y nos constan las gestiones de Faustino para que a pesar del bloqueo de Padrés, el titular de salud y la SIDUR de esos entonces, Bernardo Campillo y José Inés Palafox, el alcalde de esos tiempos, Manuel Barro adquiriera el terreno, el cual fue donado al Estado, ya como el Tinito como alcalde. 

Intensa la gira de trabajo que realiza la mandataria por el sur de Sonora, en el marco del arranque de la aplicación de la vacuna anticovid-19, la cual está por cubrir los 14 mil 660 brazos de personal sanitario de 34 hospitales en Sonora, con la esperanza de que el gobierno federal no vaya a quedar mal y cuanto antes mande el siguiente lote. 

Comentarios