La prioridad a la pandemia minimiza la narco violencia

54
0
Slider

CRITICA 

GASPAR NAVARRO 

La prioridad a la pandemia minimiza la narco violencia 

Preocupados por el azote de la pandemia a Sonora por la segunda oleada del Covid-19 y sumidos en el plan de vacunación, han pasado casi desapercibidos los narco asesinatos con focos rojos en Cajeme, Hermosillo y Guaymas-Empalme, y el hallazgo de infinidad de fosas clandestinas con una veintena de restos mortales. 

En tanto que en los medios de comunicación se destaca que se siguen aplicando las más de 14 mil vacunas en diversos municipios de la entidad al personal médico, se minimiza el hallazgo del colectivo de Madres Buscadoras de una veintena de fosas clandestinas en el ejido Mariano Escobedo, de Guaymas, con al menos restos mortales de veinte cuerpos, algunos de ellos calcinados. 

El índice de violencia va en aumento en la entidad, al registrarse este jueves un narco enfrentamiento en Empalme, con saldo de al menos tres personas muertas, mientras que en Hermosillo asesinaron a dos jóvenes, y en Cajeme ya se hizo normal que ejecuten a dos supuestos narcos al día, con la diferencia que ahora hasta balearon a dos mujeres de la tercera edad al rafaguear desconocidos una vivienda, hiriendo a las abuelas cuando se encontraban platicando cerca del lugar. 

Si antes en materia de seguridad pública federal estábamos mal en Sonora, ahora con el cambio de secretario estamos peor, al no verse ni una sola acción de la nueva titular de la dependencia para pacificar la entidad o de bajar los índices de homicidios dolosos. Es tan gris la nueva titular de Seguridad federal que ni se, ve ni se oye. 

DEJAN FUERA DE VACUNA A MEDICOS PRIVADOS  

Las primeras dosis de vacunas anti virus se están aplicando solo en el personal del Sector Salud pública que enfrenta los casos de pandemia, dejando solo “milando como el chinito” a los doctores y enfermeras de hospitales privados. 

No hay que ser porque los médicos y enfermeras del sector privado también arriesgan su vida, con la diferencia de que los hospitales privados están agarrando miles de pesos con pies y manos al no darse abasto para atender a infectados, mientras que los doctores del sector público algunos ponen en riesgo su vida por solo nueve mil pesos mensuales. 

“Haiga sido como haiga sido”, la queja del personal médico del sector privado de que son excluidos del plan de vacunación y demandan ser inmunizados, ya llegó al subsecretario López Gatell, quien aclaró que la vacuna será para todos, pero que primero serán los doctores del sector público. 

Con respecto de los hospitales privados, el Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, López Gatell señaló que se pidió apoyo a la asociación del ramo para que realicen un primer censo de personal para ser integrados y poder contemplarlos en el proceso de vacunación. Dijo que sí, pero no cuándo, por lo que los médicos del sector privado tendrán que seguir esperando. 

MURIO EL POLEMICO EX GOBERNADOR BIEBRICH 

Generó un sinfín de comentarios en redes sociales la noticia del fallecimiento del ex gobernador Carlos Armando Biebrich Torres, quien durante su mandato fue acusado de la matanza de campesinos en el sur de Sonora, acción que le costó la gubernatura y fue su tumba política. 

Podríamos decir que en la era de la política moderna, Biebrich fue el primer perseguido político, o mejor dicho el primer político perseguido, al ser acusado por el entonces gobernador sustituto Alejandro Carrillo Marcor y su relevo Samuel Ocaña, de desvío de recursos durante su mandato, siendo también muy sonado el desmantelamiento de la Casa de Gobierno. Al final, luego de años de litigios, fue exonerado sin saber nunca los sonorenses donde quedaron las famosas barras de plata desaparecidas en su gobierno. Mucho menos el majestuoso candil que adornaba la Casa de Gobierno. 

En defensa de Biebrich se publicó el libro “Biebrich, crónica de una Infamia”, escrito por el prestigiado periodista Jesús Blancornelas, quien dicen que después se arrepintió de esa publicación, y hasta pedía que no le mencionaran al pelo cano ex gobernador sonorense. “Evíteme la pena de hablar de Biebrich”, dicen que contestaba cuando era cuestionado sobre ese libro y su protagonista. 

Dicen los que saben que el asesinato de siete campesinos en San Ignacio Río Muerto, fue un “cuatro” del gobierno federal para tumbar a Biebrich por su osadía de apoyar las aspiraciones del entonces secretario de Gobernación Mario Moya Palencia. El que se mueve no sale en la foto, advertía el jerarca cetemista Don Fidel Velázquez. Biebrich pagó el precio, le arrebataron la gubernatura y salvo posiciones en el PRI nacional y una diputación federal plurinominal, nunca más volvió a brillar en el sector público. Descanse en paz el pelo cano, quien fuera considerado en su juventud una de las mentes más brillantes y de las mejores promesas políticas del País. (g_navarro_ruiz@hotmail.com)

Comentarios