Slider

CRITICA 

GASPAR NAVARRO 

El año pasado en Sonora se registraron “levantones” de mujeres con un total de 82 féminas desaparecidas (hasta octubre) al parecer por el crimen organizado en su mayoría, muchas de las cuales aparecieron muertas en fosas clandestinas meses después, y otras más siguen sus familiares y autoridades sin saber nada de ellas y con la esperanza de encontrarlas con vida. 

El caso de mayor impacto mediático y social sin duda ha sido la desaparición de la ex funcionaria municipal de Nogales, Cecilia Yépiz Reyna, desaparecida desde el pasado 5 de enero, y otro es el hallazgo sin vida (ahorcada en casa de un familiar) de la joven de 29 años Damary Yesenia Jara, en el Poblado Miguel Alemán, a dos días de su desaparición, solicitando la CNDH una investigación a fondo de esa muerte con perspectiva de género. 

Un caso de impacto internacional fue el asesinato del turista austriaco Florian Kafka, reportado desaparecido desde Tijuana, y encontrado a principios de este 2021 muerto en una brecha de la carretera cercana a Pitiquito, logrando la Fiscalía estatal esclarecer el crimen deteniendo al autor material (un sicario de los grupos que actúan en Caborca) y lograr sentencia de 45 años de prisión. 

Otro acierto de la Fiscalía Estatal es la identificación de los restos mortales por personal de Servicios Periciales en el Laboratorio de Inteligencia Científica Forense de dos mujeres cuyos cuerpos fueron encontrados hace días en una fosa clandestina por las Madres Rastreadoras, siendo identificadas como Cintia Mercedes y María Jimena, madre e hija de 54 y 33 años, reportadas desaparecidas desde diciembre del 2019, al ser levantadas en el estacionamiento de un centro comercial de Ciudad Obregón. La Fiscalía estatal abrió la carpeta de investigación, y busca a los culpables del doble homicidio doloso. 

Sonora se ubica en el quinto lugar nacional de personas reportadas como desaparecidas. Nuestra entidad concentra el 7.45 por ciento de las 12 mil 743 personas desparecidas del total de las 10 entidades con el mayor número de casos reportados desde el 1 de diciembre del 2018 al 31 de diciembre del 2020. 

No solo las mujeres jóvenes y adultas, u hombres sufren levantones y desapariciones forzadas, también los niños y niñas sufren de violencia física, sobre todo sexual, y son reportados desaparecidos de manera regular en Alerta Amber en Sonora, unos aparecen vivos, otros muertos y muchos más desaparecen para siempre. 

Como parte de sus actividades como presidenta de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), la gobernadora Claudia Pavlovich instaló la Mesa de Coordinación y Seguimiento de la Alianza Nacional Emergente por el Turismo, donde destacó la importancia de la aplicación rápida de la vacuna contra el Covid-19 para estar en competencia turística con otros países que ya están vacunando e forma acelerada a su población. 

Si bien el exhorto a una vacunación más rápida y eficaz es importante, hay que destacar que la mandataria sonorense puso el dedo en la llaga en un tema poco conocido pero alarmante, como es el turismo sexual infantil, proponiendo erradicarlo con protocolo que inhiban esa condenable práctica. 

La gobernadora Pavlovich reveló en esa reunión temática de la Conago que México ocupa el deshonroso segundo lugar después de Tailandia en casos de turismo sexual infantil, por lo que demandó mayor eficacia en su combate sin ahuyentar a los turistas. 

Dijo que se estima que más de 600 mil pederastas visitan México cada año, afectando a niños y niñas, por lo que se comprometió a convocar al gobierno federal para erradicar esa condenable práctica. 

A propósito del turismo sexual o la explotación sexual de niños y jóvenes, se teme que en el sur de Sonora opere una banda de secuestradores de niñas y niños para entregarlos a pedófilos, aunque también levantan a jovencitas, y habría que analizan cuantas de esos casos incluyen menores de edad que fueron comercializados para prostituirlos. 

De las féminas desaparecidas, veamos de manera rápida las cifras hasta octubre del año pasado, donde se tenía conocimiento de las Madres Buscadoras y de la Red Feminista de 82 mujeres desaparecidas, siendo la mayoría de las víctimas de Ciudad Obregón con 50 casos, 20 en Hermosillo y 12 en Guaymas. 

Esos organismos reportan que desde el 23 de noviembre de 2018 hasta el presente año son más de mil 222 mujeres las que aún se encuentran desaparecidas en la entidad. 

Otras instancias reportan que la cifra de 6 feminicidios en Hermosillo y de 32 en Sonora el año pasado, es prácticamente el mismo número que se registró en los últimos 5 años, con excepción del 2019 que se elevó a 41 en la entidad y 7 en la capital. Es decir, Sonora no ha logrado abatir esta amenaza contra la mujer en la entidad. 

También señalan que 5,919 mujeres murieron víctimas de homicidio en México en el 2020, de las cuales 128 fueron en Sonora (Víctimas homicidios dolosos o culposos), ocupando nuestra entidad la posición número 12 entre los estados más violentos para la mujer en el país. 

Por su parte la agrupación civil Hermosillo ¿Cómo Vamos?, reporta que Hermosillo fue en 2020 el municipio de Sonora con el mayor número de carpetas de investigación abiertas por feminicidio. 

“Desde 2016 este delito va en ascenso en la capital sonorense”, advierte. 

A su vez, el Comité Ciudadano de Seguridad Pública de Sonora señala que el 2020 fue el año más violento que se tenga registrado en Sonora, donde en 365 días superamos las mil 500 víctimas de homicidio doloso. 

El 2019 había sido el año más violento que se tenga registro en Sonora, donde se había alcanzado la cifra de mil 356 homicidios dolosos, lo que representaba un incremento de alrededor del 40% en comparación al 2018, pero el 2020 fue considerado el más violento que se tenga registrado. 

En su más reciente sondeo de percepción ciudadana, la asociación “Hermosillo ¿Cómo Vamos?”, destaca que la inseguridad, la drogadicción y la corrupción, son las principales problemáticas que afectan a los hermosillenses en su calidad de vida. 

Lo raro es que ese sondeo los encuestados no ubican al Covid-19 como uno de sus principales problemas en la capital sonorense. A menos que en la encuesta no se haya presentado la Salud y en este caso la pandemia entre los problemas principales. 

El estudio demoscópico, revela que el 22.3% de los habitantes de Hermosillo, perciben la inseguridad desatada por hechos delictivos como la principal problemática de la ciudad; el 21.4% considera que el principal problema es la drogadicción; mientras que el 11% considera que es la corrupción. 

La agrupación civil “Hermosillo ¿Cómo Vamos?”, reconoce el esfuerzo y el avance en la procuración de la justicia en Sonora con la Fiscalía General de Justicia que dirige Claudia Indira Contreras Córdova, al destacar en su informe que se dictaron 26 sentencias condenatorias por delito de feminicidio en 2020; se abrieron 31 carpetas de investigación y 31 personas fueron judicializadas o con auto de formal prisión. (No precisamente corresponden a los casos cometidos este año; pueden ser de años anteriores o de ambos) 

En tres de los casos ocurridos en 2020, se dictó No Ejercicio de Acción Penal, debido a que los agresores se suicidaron en el lugar de los hechos tras cometido el delito. 

“Las cifras reflejan una voluntad por parte de las autoridades tomando en cuenta 31 carpetas de investigación abiertas frente a 26 sentencias condenatorias (aunque no precisamente corresponden a esos 31 casos, sino judicializaciones también de años anteriores)”, señala el informe, y agrega: 

“Celebramos la creación de un nuevo Centro de Justicia para Mujeres en San Luis Río Colorado. Iniciativa de CONAVIM que la Fiscalía General de Justicia (FGJE), concretó en coordinación con el Ayuntamiento de San Luis Río Colorado, 

Y Gracias a los resultados positivos alcanzados de manera interinstitucional en los Centros de Justicia para las Mujeres de Hermosillo y Cajeme, el Gobierno Federal aprobó este proyecto que en poco tiempo será una realidad también en estos municipios”. (g_navarro_ruiz@hotmail.com)

Comentarios